Mágico. Así es como describen sus fundadores a Incógnito, una nueva propuesta gastronómica en Caracas.  Bernard Chamoun y Valentina Di Persio están seguros de que el restaurante llegó para regalarle una experiencia única a los venezolanos.

Lo que hace diferente a Incógnito es que su menú es sorpresa. Sin embargo, se toman todas las medidas para la seguridad de los clientes. Es un proyecto que habían soñado hace mucho tiempo, pero que la pandemia les permitió materializar.

“Nosotros preguntamos todo para la seguridad; por ejemplo, si una persona es alérgica nos notifica antes. El cliente puede preguntar cuál es la proteína que vamos a servir, si alguien no come algo de lo que está en el menú, lo adaptamos. Pero no revelamos cuál va a ser el plato”, dijo su chef y fundador, Bernard Chamoun.

Para el chef, además de ofrecer buena comida, la prioridad es regalarle a los asistentes una experiencia que marque sus vidas. Charmoun sostuvo que en Incógnito las personas sentirán que están comiendo en su casa, pero al estilo gourmet.

“La gente quiere vivir una experiencia. No se trata de la comida solamente, es la experiencia que se vive comiendo. La comida puede ser muy buena, pero si el ambiente y el servicio no; la gente no lo disfruta. En cambio si la experiencia es buena, siempre van a volver”.

Antes de iniciar este emprendimiento, pensaron y evaluaron otras propuestas similares. Pero, no tienen dudas de que el restaurante marcará la pauta en el mundo gastronómico.

Su otra fundadora, Valentina Di Persio, explicó que ya ambos tenían experiencia con negocios similares. Ella tiene una repostería artesanal y el chef tiene una panadería, por ello decidieron unirse en una propuesta diferente que le diera a las personas la oportunidad de ser sorprendidos con el menú.

“Hay otras propuestas en Caracas que nos llamaron la atención porque tiene el factor sorpresa, nosotros queremos eso mismo. Pero lo que tenemos de diferente es que nuestro menú es incógnito. Es decir, vas a ciegas. Es algo para personas con pensamiento muy abierto”, aseguró Di Persio.

Y aunque emprender en Venezuela no ha sido fácil, Di Persio, comentó, que han recibido el apoyo de otros emprendedores que les han pedido sumarse a la iniciativa y realizar alianzas, porque les ha gustado la temática de Incógnito.

“La generación de nosotros no ha tenido la oportunidad de vivir lo que vivieron nuestros padres. Claramente, la situación antes era otra y se ha ido desvaneciendo con el tiempo. Pero nos ha sorprendido la cantidad de emprendedores que como nosotros han iniciado en pandemia y nos han escrito para ayudarnos. Eso nos ha abierto los ojos. Aún hay gente que cree en este país”.

Ambos coinciden en que los jóvenes que, como ellos, sueñan con iniciar su propio negocio pueden hacerlo a pesar de las dificultades. “Emprender no es fácil. Las oportunidades o se agarran en el momento, o no se agarran. Pero, yo creo que siempre de la mano de Dios y con el socio correcto se pueden hacer maravillas y siempre con mentalidad positiva. Cuando haces las cosas con amor, todo se va a dar”, señaló Di Persio.

Emprender en pandemia e iniciar el 14 de febrero

Iniciar Incógnito durante  la pandemia fue un reto. Sin embargo, explican que lo hicieron porque la temática del restaurante les permite cumplir con todas las medidas de seguridad para evitar la propagación del covid-19.

“Ante la nueva realidad, la gente le tiene miedo a salir, a exponerse. Salir a un restaurante ya uno lo ve como un riesgo. Cuando uno habla de un menú dirigido no se puede tener a tantas personas, no es un restaurante como 100 personas. Es algo más pequeño y por eso nunca cerramos la idea porque con un menú dirigido todo es más limitado”, señaló Valentina Di Persio.

Incógnito se inaugura este 14 de febrero, Día de los enamorados, y contará con diferentes actividades además de su controvertido y desconocido menú. Está ubicado en el Colegio de Médicos en Santa Fe, Caracas.

“El menú de inauguración fue polémico porque nosotros queríamos algo y la gente nos pidió otra cosa, decidimos complacer al público. Los que vengan el 14 de febrero van a vivir una experiencia porque contamos también con una cata de cerveza. Y tenemos muchas sorpresas, pequeños detalles que van hacer la diferencia”, dice su chef,  Bernard Chamoun.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo