PATROCINADO
Gracias a su particularidad en cuanto a sabor, forma y sencillez, el tequeño se ha ganado un lugar importante en la gastronomía venezolana, aunque también ha sido bien recibido en otros países del continente.

Ángel González

Si bien no existe una teoría exacta que defina su origen, muchas personas se declaran amantes de esta creación, ya sea como desayuno, merienda o snack.

Hace aproximadamente 16 años, Francisco Pérez y Enrique Croes quisieron innovar el concepto que el mundo conocía de este entremés y mediante el proyecto de grado universitario de Croes, ambos idearon “Tequechongos”, una propuesta que para la fecha solo pretendía brindar más y mejores opciones de consumo de tequeños a los venezolanos.

Su planteamiento era que este platillo se encontrara de una manera accesible y listo para comer, pero con una calidad que lograra marcar la diferencia, sobre todo en lugares de entretenimiento como cines, estadios deportivos y centros comerciales.

Aumentar las porciones de queso y disminuir la masa en la elaboración tradicional fue la apuesta que le hizo ganar la confianza de los consumidores y llevar al éxito a Tequechongos, que ahora cuenta con un importante número de tiendas propias, franquicias y concesiones tanto en el ámbito nacional como en México, Estados Unidos y Colombia.

Pese a la aceptación de la idea original, no dejaron de trabajar; por esa razón, se atrevieron a ofrecer tequeños con rellenos distintos al queso, ofrecimiento que también gustó y ahora es distintivo de la marca.

“No ha sido fácil”, asegura Pérez, director de Alimentos Invepa, C. A., la empresa que fundó junto con Croes para establecer el emprendimiento y mediante la cual han desarrollado otros productos, además de los tequeños, pero manteniendo como base su materia prima: masa de harina de trigo. Algunas de estas creaciones son Masa Chongas y Fresko Pan.

Respecto al crecimiento de la marca, Pérez destacó que la constancia y la perseverancia son claves para mantener cualquier negocio y que en el caso particular de Tequechongos, la pasión por su labor y la consideración del equipo de trabajo como familia también ha influido de manera positiva en su evolución.

Con todo lo que han logrado, su visión es clara: continuar presentes en el mercado nacional, crear más productos y ofertas para los venezolanos, y consolidarse como un referente de fabricación y distribución de aperitivos icónicos de la comida venezolana en el mundo.

Para saber más de Tequechongos, síguelos en redes sociales como @tequechongos.