El animador venezolano tiene más de 10 años en la televisión venezolana. Inició su carrera en Promar, está actualmente en Venevisión y es visionario en dar un paso hacia la internacionalización de su carrera.

Desde su niñez, en las calles de Barquisimeto (Lara), soñó con llegar a la televisión para llenar de alegría a los hogares venezolanos. Lo que nunca pensó fue que llegaría animar un programa en el canal de su ídolo.

Ricardo Correia da un nuevo paso en su carrera profesional al cumplir 10 años de iniciar un camino en la pantalla chica del país. Y no tiene dudas, cada día debe prepararse para que su talento sea perfeccionado y pueda regalar profesionalismo a los televidentes.

“Gilberto Correa es una inspiración porque fue una referencia en la televisión venezolana. Fue una demostración de cómo se debe respetar al público porque llegamos a tantas personas que debemos ser muy cuidadosos con lo que vamos a decir”, dijo Correia a El Nacional.

La televisión no estaba en sus planes. Decidió estudiar derecho y posteriormente, por personas que le insistieron, aceptó iniciar en la televisión. Sus inicios fueron en el canal Promar en los programas De Pelicula y Una Buena Mañana, pero no quitó su mirada en llegar a uno de las canales más importantes del país: Venevisión.

“El canal se ve en muchas partes del mundo, lo que me ha permitido obtener un reconocimiento en nuestro continente. Venevisión me enseñó que siempre debemos prepararnos para ofrecer una televisión de calidad”.

Y añadió: “Ha sido una oportunidad muy grande en mi carrera. Tengo la dicha de entrevistar a grandes personalidades, actor y actrices. Trabajar con un equipo tan profesional es un aprendizaje. Me enseñó a respetar el trabajo de otras personas”.

A pesar de que la televisión no estaba en sus planes, reconoce que este camino le ha dejado gratos momentos y un crecimiento profesional, que le permitirá desarrollarse y proyectarse en esta nueva etapa de su carrera.

.

Ha obtenido dos premios Mara Internacional (Presentador del Año 2018 y Animador Revelación del año 2016). También ha podido ser animador y jurado de concursos de belleza como: Mini Venezuela y Madrina de Cardenales. Además de entrevistar a las candidatas al Miss Venezuela en el programa Portada’s, en su sección Se Armó La Tramoya, del canal de la colina.

Por ello insiste: “No me arrepiento de haber iniciado en este mundo. Si la vida me colocó en este camino es para aprovecharlo y eso es lo que estamos haciendo”.

No teme dar un paso a la internacionalización. Sin embargo, resaltó que en caso de que decida quedarse en el país, continuará trabajando con el mismo profesionalismo con el que lo ha venido haciendo. Seguirá formándose y asumiendo nuevos retos en la televisión.

“Mis padres son extranjeros y siempre han amado a este país y están agradecidos de que Venezuela haya recibido a tantos extranjeros con mucho cariño. Si me quedo acá será para hacer las cosas con mucho cariño y entreteniendo al público venezolano que se merece lo mejor”.

 ¿Qué proyectos vienen en esta nueva etapa de tu carrera?

—Tengo varias propuestas para continuar en la televisión. Trato siempre de hacer otras cosas para formarme y cualquier oportunidad la voy a tomar. Si es de continuar en Venezuela, voy a continuar trabajando con mucho profesionalismo y si inicio proyectos internacionales lo haré para dejar el nombre de mi país en alto y con la intención de que soy un venezolano que hace las cosas bien. Siempre levantando la bandera de mi país.

— ¿Cuál es tu mayor reto?

—Lo más difícil en la industria es consolidarse en un proyecto que te llene. Pero siempre que se haga algo hay que hacerlo con profesionalismo.

 ¿Qué te inspira?

—El venezolano que se levanta cada mañana para trabajar y no se deja llevar por las malas noticias. Admiro a personas como Raúl González que se fue del país con un sueño y logró hacer lo quería y eso es una inspiración a luchar por nuestros sueños.

¿Qué ha sido lo mejor que has recibido del público?

—El cariño del público ha sido increíble. Jamás imaginé llegar a tantas personas, lo más bonito es poder disfrutar de ese apoyo y saber que es por un buen trabajo.

— ¿Cuál es tu mayor sueño?

—Soy un soñador, pero con los pies en la tierra. Es que podamos vivir todos en nuestro país, unidos nuevamente. Que podamos caminar en una Venezuela sin miedo y feliz, en la que podamos compartir en familia. Me imagino en ese país diferente poder hacer un programa que una a los ciudadanos y regalar sonrisas.