Las artes integradas y la música son todo para José Ignacio Hinestrosa. Su disfrute de este mundo le ha permitido lograr cosas increíbles en su vida, llevando su pasión a algo más amplio que un gusto, sino en su estilo de vida, pues el trabajo que realiza es mágico.

A pesar de ser venezolano, Hinestrosa ha desarrollado casi toda su carrera profesional, artística y musical en Estados Unidos. En ese país ha marcado presencia en muchos festivales, premiaciones y eventos, dándose a conocer como artista de medios digitales integrados, compositor, productor y cantautor.

Entre los festivales más importantes donde se ha presentado figuran: Synthetic Zero, en Brooklyn, Nueva York durante el 2004 y el File Electronic Festival Hipersónica, Sao Paulo, Brasil, en 2005 donde construyó un sistema visual y de música interactiva para el proyecto Batmakumba, con el objetivo de generar modificaciones impredecibles a partir de sus patrones rítmicos y variaciones de tono subyacentes, la presentación fue un éxito.

Dos años después regresó al File Electronic Festival – Hipersónica, para presentar Fricciones, «un experimento audiovisual en vivo que combina un instrumento basado en software, el Dendraw, con instrumentos electroacústicos y mezclas en vivo», explica.

A estas importantes presentaciones, Hinestrosa, también conocido como Joseph Khanem, le suma su participación en el Boston Cyberarts Festival del 2005, donde compartió Divergencias – Live Cinema Improvisation, una pieza que «trata sobre confrontar y unificar historias paralelas a través de un canal de información: la radio. Las realidades subjetiva y objetiva se entrelazan presentando dos conjuntos opuestos de imágenes: la mente privada y la conciencia colectiva».

Esto es solo una pequeña parte de su vida profesional, artística y musical, pues como artista multimedia y músico ha dedicado toda su vida a integrar diferentes medios de expresión logrando maravillas. Porque su talento y ganas de seguir creciendo en estos múltiples medios es innumerable.