El fútbol nos ha mostrado a lo largo de la historia a porteros que han marcado época y han dejado y dejarán una huella muy importante en la historia de este deporte. Desde el mítico Gordon Banks, el español Ricardo Zamora o su heredero natural Iker Casillas, los italianos Dino Zoff o Gianluigi Buffon, Oliver Khan, entre muchos otros, pero muy pocos ponen en duda de que el mejor portero de todos los tiempos ha sido Lev Yashin.

Mejor conocido como “la araña negra”, era un portero alto y muy corpulento, pero sorprendentemente ágil para llegar a todos los balones, de ahí su apodo ya que parecía tener a veces ocho brazos, a pesar de haber pasado casi 50 años desde su retirada se le sigue considerando el mejor, incluso el trofeo al mejor portero de cada temporada en la gala del Balón de Oro lleva su nombre.

Yashin nació en Moscú en 1929 y curiosamente empezó siendo portero de hockey sobre hielo aunque ya entrado en la adolescencia se cambió al fútbol y pasó a formar parte del FC Dinamo de Moscú, equipo con el cual disputó toda su carrera ganando cinco Ligas rusas y tres Copas.

Era muy característico en el su atuendo siempre negro y a pesar de no haber podido lograr con su club ninguna título continental destacado, con su selección si logró algunos éxitos, comenzando por los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956, la Eurocopa de Francia en 1960 y disputando cuatro Copas del Mundo. Para poder hacerse una idea de la dimensión del gran portero que fue solo hay que echar un ojo a sus registros con el Dinamo. De un total de 326 partidos, acabó con la portería a cero en 270 y además a lo largo de su carrera paró más de 150 penaltis.

Aquí podrás consultar las estadísticas más completas de Lev Yashin y con el Código promocional 1xBet tendrás acceso a todas las estadísticas de los mejores porteros de la historia del fútbol .

Estas estadísticas le han valido hasta la fecha para ser el único portero de la historia en conquistar el codiciado Balón de Oro, que obtuvo en 1963.

Tras más de 20 años en la portería del Dínamo, Yashin se retiró con 42 años en un partido entre la selección soviética y un combinado del resto del mundo. En los cuatro mundiales que participó su mejor registro llegó en el Mundial de 1966 en Inglaterra donde su selección alcanzó las semifinales, en las otras tres ediciones que jugó el techo habían sido los cuartos de final. Como anécdota queda el Mundial de Chile 62 en dónde recibió el hasta hoy único gol olímpico de la historia de los mundiales en un empate a 4 goles frente a Colombia. Justo tras esa Copa del Mundo y la eliminación de su selección a manos del anfitrión la prensa soviética le culpó de la derrota y en ese momento Yashin había decidido retirarse, pero volvió llevándose el Balón de Oro.

En 1986 tras sufrir una trombosis se le amputó una de sus piernas y finalmente en 1990 falleció a causa de un cáncer de estómago pero dejando un legado imborrable.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo