Los pequeños países isleños en áreas tropicales y templadas en todo el mundo tienen como principal actividad económica el turismo. Pero la pandemia del covid-19 representa un escenario de mucha incertidumbre para ese sector.

Antigua y Barbuda lleva años intentando hacer frente a la dependencia del turismo.

Esa actividad es la que más riqueza genera a esa nación, por ser un destino paradisíaco, pero el gobierno trata de buscar fuentes de desarrollo alternativas ligadas al quehacer empresarial. En la web de Antigua presentan algunos de los proyectos más atractivos en ese sentido.

Un buen “hub” territorial en el Caribe

A pesar de no ser un país muy extenso en el área caribeña, Antigua y Barbuda ofrece otras áreas de garantía para la captación de inversión extranjera.

La ubicación es segura, alejada de fenómenos meteorológicos adversos que afectan periódicamente la región, ofrece alta calidad de vida y buenas conexiones de viaje con el resto del mundo.

A todo esto se añaden las bajas tasas de criminalidad, baja incidencia de delitos cibernéticos y casi total ausencia de fenómenos de lavado de dinero y delitos económicos.

Se puede decir que Antigua y Barbuda es un “hub” (incorporando un término asociado al tráfico aéreo internacional) en el mar Caribe conocido por su hospitalidad. Y además una potente industria de transporte, hostelería, gastronomía y servicios asociados.

La promoción exterior como elemento clave para atraer inversión extranjera

En los últimos años este pequeño país insular ha logrado posicionarse como un territorio muy atractivo para la inversión extranjera.

La labor de diplomáticos y embajadores como Darío Item, se ha encaminada hacia ese propósito. A su juicio, la inversión exterior en naciones caribeñas puede ser un salvavidas para territorios tan dependientes tradicionalmente del turismo.

En la actualidad, prácticamente 60% de la economía nacional depende del turismo, un dato comprensible pero también alarmante tras tantas limitaciones. Por suerte, Antigua y Barbuda ya está abierta al público, aunque solo para mayores de 12 años y con una prueba covid negativa, reservándose las autoridades la posibilidad de aplicar cuarentena.

Item, que es embajador del país en España, Liechtenstein y Mónaco, dirige a los lectores hacia el sitio web de la Embajada como el mejor lugar para encontrar información sobre su país, las posibilidades de establecerse en él y cómo disfrutar de sus playas, sus espacios naturales y las oportunidades de inversión.

¿Qué podemos encontrar en Antigua y Barbuda?

Situado en las Antillas Menores y con unos 90.000 habitantes, en 2019 el país logró recibir a más de 300.000 turistas internacionales.

A priori esos números parecen poco sorprendentes en términos totales, pero poniéndolos en contexto es como si España recibiera más de 150 millones de visitantes, cuando su récord no alcanza ni los 90 millones.

Por cada habitante de Antigua llegan tres turistas del exterior, y lo hacen principalmente para conocer sus playas, sus islas tropicales, su naturaleza y biodiversidad desbordante.

¿Cómo pretende Antigua y Barbuda diversificar su economía mediante la inversión?

El turismo como centro de su riqueza económica es algo que lleva potenciando este país desde 2009. Sin embargo, sus autoridades han encontrado otras fórmulas para ofrecer un espacio atractivo a los inversionistas.

La Ciudadanía por Inversión, por ejemplo, es un programa que permite a los turistas internacionales recibir el pasaporte nacional de Antigua (Second Passport) a cambio de acogerse a dos posibles vías: donaciones benéficas a instituciones del país o inversiones empresariales por valor de 1,5 millones de dólares.

La idea es reforzar los lazos entre inversionistas y el país, y que el crecimiento no se sostenga únicamente en el turismo.

Otra posibilidad es el programa NDR (Nomad Digital Residency) con el que permiten a emprendedores e inversionistas que trabajan a distancia, instalar su residencia habitual en este país.

El covid-19 ha demostrado que no se puede basar el desarrollo de un país de manera exclusiva en el turismo. En Antigua y Barbuda son conscientes de ello; por eso activan programas que pueden seguir posicionándolo como todo un referente en el ámbito caribeño.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo