Wall Street s
Foto: Referencial

Wall Street cayó fuertemente el miércoles en un clima de incertidumbre sobre la economía mundial después de que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se invirtieron por poco tiempo. Esto incidió en los temores de una próxima recesión.

Sin embargo, el presidente Donald Trump culpó una vez más a la Reserva Federal por los problemas económicos y la inversión de la curva de rendimiento, y dijo que es una amenaza mayor que China y que no tiene «ni idea» de lo que está haciendo.

El Dow Jones Industrial Average, principal índice de la Bolsa de Nueva York, terminó con una caída del 3,1%, o alrededor de 800 puntos en 25.479,42.

El índice S&P 500, considerado el más importante de la situación real del mercado, cayó 2,9% a 2.840,60, mientras que el índice compuesto Nasdaq, de empresas de tecnología y electrónica, cayó 3,0% a 7.773,94.

La liquidación de acciones se dio luego de que, por primera vez desde 2007, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años se ubicó temporalmente por debajo del rendimiento del bono a dos años, una situación que fue vista como presagio de una recesión.

A esta inquietud se sumaron malos resultados económicos de China, donde el crecimiento de la producción industrial cayó en julio a mínimos de 17 años, y de Alemania, donde la actividad económica se contrajo en el segundo trimestre.

La intensificación de la guerra comercial de Estados Unidos con China ha sido un factor clave en las preocupaciones sobre la desaceleración de la economía mundial, pero poco después de que el Dow tocara fondo, Trump volvió con sus ataques contra la Reserva Federal y su presidente Jay Powell, a quien él mismo designó.

«China no es nuestro problema… Nuestro problema es con la Fed», tuiteó Trump, culpando a Jerome Powell, jefe de la Fed y a todo el organismo de no tener «ni idea».

Trump culpa a la Fed

¡La Fed «recaudó demasiado y demasiado rápido. Ahora es demasiado lenta para recortar… ¡Alemania, y muchos otros, están jugando el juego! ¡Loca curva de rendimiento invertida! Deberíamos estar cosechando grandes recompensas y ganancias, pero la Fed nos está frenando», aseguró.

El fenómeno conocido como la «inversión de la curva de rendimiento», particularmente temido por los mercados, refleja la diferencia de rendimiento otorgada por el gobierno de Estados Unidos a los inversores que apuestan por su deuda a corto o largo plazo.

La última recesión en 2009, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria por la proliferación de préstamos de alto riesgo, fue precedida por una inversión de la curva de rendimiento. La de 2001, después de la explosión de la burbuja de Internet, también.

La consultora Oxford Economics afirmó que sus modelos de predicción de una recesión señalaban «alerta máxima».

«Las condiciones financieras se endurecieron drásticamente en agosto», dijo en una nota a sus clientes. «Después de un gran intercambio alcista, el mercado de los bonos está valorando las expectativas de un crecimiento más lento, una inflación más leve y una mayor flexibilización de la Fed».

La Fed recortó las tasas de interés el mes pasado por primera vez en más de una década y se espera que haga recortes adicionales en los próximos meses.

Trump ha dicho que quiere que el organismo reduzca las tasas de endeudamiento en un punto.

Las acciones bancarias sufrieron pérdidas especialmente significativas este miércoles, de más de 4% para J. P. Morgan Chase, Citigroup y Bank of America. Las ganancias bancarias, por lo general, sufren cuando las tasas de interés disminuyen.