Wall Street abrió este lunes con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía 0,43%, en una jornada marcada por la suspensión del negocio de las tecnológicas con Huawei, lo que lastra principalmente al Nasdaq y empresas con fuerte implantación en China, como Apple.

Media hora después del comienzo de las operaciones, el Dow Jones restaba 111,61 puntos, hasta 25.652,39, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedía 0,63%, o 17,99 unidades, hasta 2.841,54.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, bajaba a su vez 1,46% (11,36 puntos), hasta 7.701,92.

La gran mayoría de los sectores presentaban pérdidas media hora después de abrir Wall Street, entre los que destacaban el tecnológico (-1,61%) por la crisis de Huawei, seguido del de comunicaciones (-0,78 %), el de bienes no esenciales (-0,72%) y el inmobiliario (-0,54%).

La Bolsa de Nueva York inició esta primera jornada semanal marcada por la situación de Huawei y el pulso comercial y arancelario del gobierno de Donald Trump con China, los dos colosos de la economía mundial que dominan más de un tercio del comercio internacional.

Las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos, entre las que se encuentra Google, dejarán de vender componentes y software al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, en repuesta a la directiva del presidente Donald Trump. Alphabet, la empresa paraguas de Google y que ya perdía más de 2% en el arranque bursátil, ha decidido cortar sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino de las comunicaciones. Igualmente, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc. y Broadcom, han informado a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

Media hora después de arrancar hoy la Bolsa de Nueva York, Intel se dejaba 1,89%; Xilinx, 5,62%, y Broadcom, 4,29%, motivo principal del descenso considerable del Nasdaq. Las decisiones de estas compañías se preveían desde que el miércoles pasado el presidente Trump declaró una emergencia nacional para prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas que supuestamente intentan espiar al país, y usar los equipos de telecomunicaciones que fabrican. En este contexto, en el grupo del Dow Jones la gran mayoría de corporativas presentaban pérdidas, lideradas sobre todo por aquellas con relaciones comerciales y de producción con China, como Apple (-3,81%), Nike (-1,55%), Microsoft (-1,55%), Intel (-1,31%) y 3M Co. (-1,19%).

Solo media docena de compañías presentaban ganancias, encabezadas por Verizon (3,35%), seguida por JPMorgan Chase (0,37%), Chevron (0,30%) y McDonald’s (0,16%).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía hasta 62,92 dólares el barril; el oro ascendía a 1.276,00 dólares la onza; la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años retrocedía hasta 2,38%, y el dólar perdía terreno ante el euro, con un cambio de 1,116.