Ricardo Berrios, presidente de Fedecámaras del estado Trujillo, señaló que el sector de productos cárnicos y lácticos sufrió grandes pérdidas debido al apagón masivo que se generó el pasado 7 de marzo.

En el sector de Boconó se presentaron casos de saqueo, en un supermercado se perdió 30% de la mercancía. Además se registró un ataque a la emisora Trujillo 102.5 FM, donde lanzaron bombas molotov a la planta eléctrica.

El sector empresarial encargado de la producción y  comercialización de alimentos se detuvo debido al apagón, lo que trajo como consecuencia el desabastecimiento en la localidad andina.