70% de las empresas que integran la Asociación de Industriales Metalúrgicos y Minería de Venezuela ha disminuido su inventario, aseguró su presidente, José Luis Fernández. “Está en niveles muy bajos. Lo que tenemos sirve para un mes de trabajo, como máximo”, indicó.

Agregó que el sector no tiene cantidades suficientes de acero estructural, fundamental para la elaboración de andamiajes metálicos para los edificios de la Misión Vivienda, galpones, puentes y torres eléctricas. “Pero en este momento disponemos de acero comercial”, dijo.

El sector también se ha visto perjudicado por la caída de la capacidad de producción de la Siderúrgica del Orinoco y de Alcasa. “Nos vemos afectados a medida que estas industrias no tengan niveles de producción óptimos”, explicó. De acuerdo con Fernández, en este momento Sidor está produciendo solo 10% de los 4,3 millones de toneladas de acero líquido que puede elaborar. “Indiscutiblemente esto afecta a nuestro sector”, indicó.

Aseguró que el gremio metalúrgico opera entre 10% y 20% de la capacidad instalada. Además de la caída de la producción de Sidor y de Alcasa, el porcentaje ha disminuido con respecto al año pasado por la falta de nuevos proyectos de inversión en sectores estratégicos como petroleros, siderúrgico, eléctricos y de telecomunicaciones. “También, por la limitación con respecto al acceso de divisas para la importación de repuestos y de materia prima, por ejemplo, aceros especiales, aceros para recipientes a presión y aceros inoxidables”, explicó.

Este año el gremio recibió 2,6 millones dólares, pero no fueron suficientes para la cantidad que se requiere, sostuvo Fernández. “En junio nos asignaron aproximadamente 1,2 millones de dólares: ni 10% de lo que se subastó ese mes en total. En julio recibimos la misma cantidad (1,2 millones), a pesar de que se subastó un poco más. Pero en agosto la suma que nos adjudicaron bajó a 105.000 dólares, que es nada”, relató Fernández.

Detalló que 33%, en promedio, del talento humano se ha ido de las empresas al exterior por motivo de la crisis económica, entre ellos ingenieros, administradores y economistas. Agregó que la poca producción causará que muchas empresas del sector se vayan de vacaciones adelantadas en noviembre.

El sector espera que para diciembre Sidor y Alcasa aumenten la producción y que también se incrementen las inversiones en el sector petrolero, siderúrgico, eléctrico, de telecomunicaciones y de la construcción, como la Misión Vivienda. “De esta manera podremos reactivar nuestro aparato productivo”.