Las proyecciones para el año 2020 caen aún más | Foto: Fedeagro

El sector agrícola coincidió en que es necesario un cambio en las políticas públicas del país para que el área resurja de la crisis que enfrenta.

En el contexto de la asamblea anual de la Federación de Agricultores venezolanos, diferentes representantes de la cámara acudieron este miércoles al paraninfo de la Universidad Metropolitana en Caracas para participar en el evento “El reto: disponibilidad, acceso y calidad de los alimentos”.

Vicente Pérez, director ejecutivo de Fedeagro, lamentó que para el año 2019 la producción ha caído por debajo del 20%.

“Hay rubros que la población está resintiendo como es el caso de las hortalizas. Estos jornaleros de la zona andina no están produciendo nada. De hecho, para sobrevivir están sembrando trigo. En el caso del maíz, en el pasado se sembraron 300.000 hectáreas y este año no creo que lleguemos a 80.000”, expresó.

Aseguró que los cortes eléctricos, la escasez de gasolina y la falla de los servicios son algunos de los factores que han afectado negativamente al sector.

Pérez alertó que es necesario cambiar el modelo político, sanear la macroeconomía, aplicar correctivos por sectores, solicitar inversión externa, modificar legislaciones y capacitar a agricultores en situación de vulnerabilidad.

“No tenemos insumos»

Bernardo Álvarez, presidente de la Federación de Cañicultores, explicó que este año solo se molerán 2.300.000 toneladas de caña de azúcar, cuando en 2015 el sector llegó a moler más de 9 millones de toneladas.

Proyectó las expectativas para 2020: “No tenemos insumos lo suficientemente adecuados como para realizar las labores de cultivo. Lo que hace que nuestra situación el año que viene sea mucho más peligrosa”.

«Se nos hace imposible responder a las necesidades de los venezolanos (…). Tiene que haber claridad en las políticas agrícolas”, dijo Álvarez.

Dijo que en Brasil, el gran impulso del sector agrícola y pecuario ha sido la libertad económica, de producción y de tecnología. «Nosotros con eso podemos seguir adelante. Pero mientras estemos con esta camisa de fuerza, se nos hace imposible responder a las necesidades de los venezolanos”, refirió.

«El Estado dejó de hacer lo que debe»

El director del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne, Rodrigo Agudo, rechazó el camino que ha mantenido el régimen de Nicolás Maduro contra los productores nacionales.

“En todo el mundo es la actividad privada la que garantiza el proceso del sistema alimentario de cada país. La participación del sector privado en el sector agroalimentario es la única solución para Venezuela”, aseveró.

Rechazó las políticas orientadas al control de los medios de producción. “El Estado se puso a hacer lo que no sabe hacer y dejó de hacer lo que debe hacer: garantizar la salud, la educación, los servicios, la vialidad y la seguridad”.

Instó al eventual gobierno de transición a reorientar las políticas públicas, realizar el control de la gestión pública para evitar la corrupción, hacer una reducción de gastos en lo que a proselitismo político se refiere y establecer condiciones para la empresa privada.

Armando Chacín, presidente de la Federación de Ganaderos, expuso que los venezolanos están consumiendo anualmente 9 kilos de carne cuando lo recomendable, según los estándares internacionales, es consumir 25 kilos.