Las refinerías de la costa del golfo de EE UU están afectadas por la imposibilidad de obtener crudo pesado de Venezuela, por lo cual han tenido que buscar fuentes alternativas para el crudo, reseñó Expansión.

Las sanciones de EE UU a Pdvsa han acelerado el colapso de su producción petrolera y provocado un desplome en el mercado energético mundial.

Ryan Fitzmaurice, estratega de energía de Rabobank, indicó que: “Las sanciones ya están teniendo un efecto paralizante en los suministros de petróleo”.

Las refinerías, lideradas por Citgo, Chevron y Valero, mezclan el crudo pesado con barriles más livianos, que se hallan en los campos petroleros estadounidenses, para producir gasolina, diésel y combustible para aviones, detalló el portal.

Por su parte, Venezuela está obligada a encontrar nuevos clientes y nuevas formas de diluir el crudo pesado para prepararlo para la exportación.

Lea la nota completa en Expansión.

Loading...