Rusia
Petróleo de Rusia - Foto Noah Friedman-Rudovsky Bloomberg

Las exportaciones de petróleo de Rusia a Estados Unidos tuvieron un repunte importante durante los primeros cinco meses de este año.

Este aumento se origina en el contexto de las sanciones que impuso la nación norteamericana contra el régimen de Nicolás Maduro.

La administración de información de Energía de Estados Unidos señaló que esta alza fue de casi tres veces en comparación con el mismo período en 2018.

El suministro de crudo de Venezuela a Estados Unidos durante el mismo período, registró una caída de 2.5 veces año tras año.

A consecuencia, Rusia superó a Pdvsa en términos de abastecimiento a Estados Unidos y obtuvo el octavo lugar en la lista de los proveedores más grande.

El petróleo ruso representó 2.65% de las importaciones que recibió Estados Unidos en el mes de mayo de este año.

Desde enero hasta mayo de este año, Estados Unidos compró 19.94 millones de barriles frente a un 6.67 millones de barriles que recibió de Rusia el año pasado.

Andrei Polishchuk, analista de Raiffeisenbank, dijo a RBC que no existen contratos directos entre Rusia y USA para el suministro de petróleo y sus derivados.

“Todo depende de los comerciantes. Los volúmenes se redirigen a donde el precio es actualmente más barato, señaló Polishchuk.

Polishchuk indicó que «el mercado es global; por tanto, los petroleros son redirigidos a donde están las condiciones más favorables, independientemente de dónde provenga el petróleo», dijo.

Después de las sanciones, Estados Unidos necesitó compensar los volúmenes perdidos de Pdvsa y aumentó las importaciones de variedades cercanas al venezolano».