rezago cambiario
Foto: Cortesía Juan Peraza

La crítica situación económica de Venezuela, con recesión e hiperinflación, ha generado una espiral de distorsiones y causado fenómenos como el rezago cambiario.

En la vida cotidiana de los consumidores el rezago cambiario aparenta ser una «inflación en dólares». Sin embargo, los expertos en materia económica rechazan esa expresión y niegan que exista inflación en la moneda estadounidense.

Lo que realmente sucede es que el tipo de cambio no se devalúa al mismo ritmo al que crece la inflación. Por ello, suben los precios de los productos en dólares.

Dolarización de facto

Aunque de forma no oficial, en 2019 se extendió el uso del dólar como indicador de los precios de los bienes y servicios en Venezuela. Esto, como un mecanismo para sortear la hiperinflación y la depreciación del tipo de cambio.

El mismo Nicolás Maduro reconoció a finales de año la penetración informal de la divisa en la economía nacional. Incluso catalogó esta situación como beneficiosa.

No obstante, desde mediados de año comenzó a evidenciarse un aumento de los precios en moneda estadounidense, razón por la cual algunos consumidores aseguran que la hiperinflación es de tal magnitud que ocasionó una «inflación en dólares».

Al respecto, el economista Jesús Casique explicó a El Nacional que la inflación en Estados Unidos es de un dígito que ronda 2%.

«Por lo tanto, el hecho de que en Venezuela suban los precios en dólares no significa que, en efecto, haya inflación en dólares», afirmó.

En ello concuerdan otros economistas venezolanos. Entonces, ¿por qué suben los precios en dólares?

La respuesta se encuentra en el término económico «rezago cambiario».

Tipo de cambio de equilibrio

Luis Vicente León explicó a El Nacional que para entender por qué suben los precios en dólares en Venezuela, primero se debe comprender lo que significa el tipo de cambio de equilibrio.

Luis Vicente León explicó que el precio del dólar no aumenta al mismo ritmo de la inflación

«El tipo de cambio de equilibrio es aquel que hace que el costo de una cesta de bienes en Venezuela sea el mismo a ese cambio, es decir, que con una misma cantidad de dólares se puedan comprar los mismos productos. Si la inflación interna sube, el valor del dólar debe aumentar en esa misma proporción para mantener el equilibrio», explicó.

Por ejemplo, si el precio en bolívares de un producto sube 100% en un período determinado, el valor del dólar debería aumentar también en 100%.

No obstante, el ritmo al que aumenta el precio del dólar en Venezuela no se corresponde con la velocidad de la inflación interna.

A este fenómeno se le conoce como sobrevaluación o apreciación del tipo de cambio real, lo que es lo mismo que rezago cambiario, ya que lo que origina un aumento de precios en dólares es que el valor del tipo de cambio quedó rezagado, mencionaron León y Casique.

«Esto ha ocurrido durante varios años en Venezuela. Si se comparan las variables de inflación y devaluación en los últimos cuatro años, se evidencia que la inflación supera con creces la devaluación. Por lo tanto, no hay equilibrio», especificó León.

«El dólar está barato»

Aunque constantemente asciende el valor del dólar, Jesús Casique afirmó que debido al rezago cambiario, en realidad, «el dólar está barato».

Esto, porque «la inflación interanual supera a la depreciación del tipo de cambio interanual. El dólar está barato porque para encontrar el punto de equilibrio debería estar cerca de los 96.000 bolívares», señaló.

Dicha cifra solo comprende el índice de inflación de 2019, pero el tipo de cambio viene con un fuerte rezago desde 2018, agregó el experto.

El índice inflacionario de 2019 llegó a 7.374,4%, de acuerdo con la información publicada por la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. Mientras tanto, la depreciación del tipo de cambio en 2019 se ubicó en torno a 6.700% en el mercado paralelo.

Compras en el extranjero

La consecuencia directa del rezago cambiario es que, en realidad, el bolívar vale más de lo que debería para mantener el punto de equilibrio.

«Por eso Venezuela se ha convertido en una economía de puertos. Es más barato comprar fuera que comprar en el país», dijo Casique.

En ese sentido, Luis Vicente León recalcó que las compras en el exterior se mantendrán porque el gobierno madurista intenta evitar devaluaciones mayores y prefiere estimular la importación.

En detrimento de la producción nacional

Los principales afectados por el rezago cambiario son los productores, puesto que sus productos terminados son más costosos que los extranjeros.

Esta situación empeora debido al decreto de libre importación de bienes terminados, ya que la exoneración de aranceles no incluye las materias primas. Así lo denunció Adán Celis Michelena, presidente de Conindustria.

Origen de la inflación

Casique enfatizó que «la inflación es en bolívares, no en dólares».

El economista Jesús Casique reafirmó que el origen de la inflación es la emisión de bolívares por parte del BCV

«Lo que ocurre es que el consumidor tiene que ‘quemar’ mayor cantidad de dólares. Si con 100 dólares compraba 5 productos, luego para esos mismos 5 productos va a requerir 150 dólares, pero eso no ocurre porque el producto haya aumentado en dólares, aumentó fue en bolívares», reafirmó.

En cuanto al origen de la hiperinflación, el economista explicó que la razón subyace en la violación del artículo 320 de la Constitución.

«Ese artículo prohíbe el financiamiento a empresas públicas del Estado. Mientras tanto, la ley de 2015 del BCV la autoriza. Es decir: la ley del BCV viola la Constitución. Eso fue lo que generó la inflación exacerbada: la emisión de dinero», indicó.

Bodegones

La sobrevaluación, junto al decreto de libre importación de bienes terminados,  incidió en la proliferación de los llamados bodegones.

Con los llamados bodegones reaparecieron productos que habían desaparecido de los anaqueles, pero a altos precios / Foto: Reuters

Al respecto, Casique señaló que los dueños de este tipo de expendios no necesariamente son «enchufados».

Afirmó que ante la situación de que resulta más rentable comprar en el extranjero que dentro del país se abrió una oportunidad de negocio para venezolanos que tenían dólares ahorrados.

No obstante, advirtió que la posibilidad de esos establecimientos se originó en la eliminación de los aranceles.

«Si el gobierno vuelve a establecer los aranceles, los bodegones cerrarán», aseguró.

@DeisyKarina8