El consorcio automovilístico alemás Daimler, que maneja las marcas Mercedes Benz y Smart, le dijo adiós a su presidente, Dieter Zetsche, que se retiró después de 13 años. En su lugar estará  Ola Källenius, el primero no alemán de toda la historia de la compañía, de acuerdo con información de ABC.

Källenius también estará a cargo de la división de Mercedes-Benz Cars durante cinco años. Antes fue responsable de Investigación del grupo.

Zetsche no se separará del todo de la empresa, sino que será miembro del consejo de vigilancia y en dons años lo presidirá.

Lo curioso del caso es que la empresa competidora, BMW, le dedicó una despedida en las redes sociales. Para el post usan un doble de Zetsche, con su característico bigote a bordo de un BMW i8 y con el lema “Al fin libre”. Le escriben “Gracias, Dieter Zetsche, por tantos años de inspiradora competencia”.