Calzado
La demanda nacional está siendo surtida por las importaciones. | Foto: Unión Radio

El presidente de la Cámara Venezolana del Calzado, Luigi Pisella, afirmó que el gremio trabaja en la actualidad con el 10% o 15% de su capacidad instalada,  lo que conduce a que los costos sean más elevados.

Recordó que el consumo per cápita en el país debería estar en alrededor de 2-14 o 2-20 pares por habitante al año y en la actualidad se encuentra en 0,5.

«Es la cantidad mínima y ya de ahí no se puede bajar», dijo Pisella.

En entrevista a Unión Radio, precisó que la caída comenzó en el año 2013 y durante 2019 se ha producido 40% menos. «Esa demanda no quiere decir que el consumo haya disminuido, sino que fue cubierta con la importación de calzado».

Pisella señaló que, aunque apoyan la importación, están en desacuerdo con los recientes incrementos en el valor de los impuestos y que a la industria extranjera les sean exoneradas estas tarifas.