La producción de petróleo de Venezuela bajó 2,13% (16.000 barriles diarios) entre mayo y junio, hasta los 734.000 barriles diarios, informó este jueves la OPEP citando fuentes secundarias (institutos independientes).

Las fuentes, citadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo en su informe mensual sobre el mercado de petróleo, indicaron que las extracciones venezolanas acumularon dos meses de caídas luego de la leve recuperación de abril.

En comparación con la producción media de 2017, el país bombea ahora 62% menos crudo.

Frente a esos datos de «fuentes secundarias», esto es, una media de cálculos de institutos independientes, las cifras oficiales facilitadas por Venezuela sitúan la producción en 1,047 mbd, apenas sin cambios respecto a mayo.

Usando los datos de fuentes secundarias, Venezuela ocupa el décimo puesto en la extracción de petróleo de entre los 14 países miembros de la OPEP, por delante solo de Ecuador, Congo, Gabón y Guinea Ecuatorial.

La grave recesión económica, la crisis política en el país y las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera han situado el bombeo en su nivel más bajo en las 3 últimas décadas, con la excepción del desplome en 2002 y 2003, cuando una huelga en Pdvsa, la empresa estatal de petróleo, hundió las extracciones por debajo de los 100.000 bd.