Precios
Los exorbitantes precios en el mercado de Quinta Crespo limitan las compras de los venezolanos | Foto: Didiana Patricia Archila

Todos los precios en Quinta Crespo incrementaron dos dígitos porcentuales su valor en la última semana. Comerciantes y compradores atribuyeron el aumento a la volatilidad de las divisas oficiales y paralelas.

En el recorrido semanal de El Nacional se confirmó cómo el salario mínimo quedó como una mera referencia en del presupuesto de los caraqueños debido a que su monto es insuficiente para organizar cualquier menú.

 

Charcutería

La charcutería es un lujo que no todos los compradores se pueden dar. El jamón de pierna subió a un promedio de 137.000 bolívares, al igual que el jamón de pavo. Para el primero significó 93,1% de aumento en una semana, y para el segundo 63,9% en el mismo período de tiempo.

El requesón está en 36.500 bolívares, 35,6% sobre el precio de la semana pasada. El queso duro para rallar cuesta 47.600 bolívares. Entre los productos más demandados se encuentra la pieza de mortadela que se consigue en 38.750 bolívares.

Proteínas de origen animal

El pollo aumentó más de 38%. Comprarlo entero cuesta 48.460 bolívares y en picadillo 50.000 bolívares. El cartón de huevos se consiguea 79.000 bolívares: aumentó más de 30% en 7 días. La carne rebasó la barrera de los 60.000 bolívares.

Los consumidores rechazaron adquirir proteínas de origen animal con regularidad debido a los altos costos. Dadas las circunstancias, algunos establecimientos ofrecen una carne molida de las vísceras de la res: bofe, pajarilla y corazón, entre otras.

La sardina continúa desaparecida en el mercado. Los pescaderos reiteraron que los proveedores, que vienen desde Güiria, no tienen combustible para transportar la mercancía a la capital.

Vegetales

Aliños como el pimentón y la zanahoria registraron 44% y 28,5% de incremento respectivamente desde el jueves pasado. El tomate se cotizó en 33.500 bolívares. La cebolla, el ají y la yuca tuvieron los menores aumentos porcentuales de la semana.

Los altos precios de los vegetales hacen que muchos compradores los descarten de su dieta.

Artículos varios

La leche líquida y en polvo y el azúcar doblaron su precio a la mitad: 52,2%, 58,6% y 53,4%, respectivamente. La harina de trigo se consigue desde 25.500 bolívares en adelante. La de maíz tuvo un precio promedio de 21.350 bolívares.

El arroz presentó la mayor amplitud de variación en sus precios. Hasta en 60.000 bolívares se puede encontrar un kilo de una reconocida marca nacional, y lo mínimo en lo que se oferta es en 20.000 bolívares en una marca de origen desconocido.

 

Frutas

Las mangas registraron el mayor aumento porcentual del rubro: 66,7% y pasaron a costar 10.000 bolívares. El cambur subió su costo 11,3%, ubicándose en 8.650 bolívares el kilogramo. Sin embargo, son las opciones más asequibles.

Una piña cuesta 40.000 bolívares por unidad. Las mandarinas, 25.000 bolívares y la lechosa 20.000 bolívares el kilo.

En la mayoría de los establecimientos consultados se aceptan divisas. El dólar para la mañana de este jueves 5 de septiembre se intercambió en un precio que osciló entre 18.000 y 22.000 bolívares.

En los alrededores del mercado se encuentran vendedores informales que ofrecen distintos productos por un precio inferior que debe pagarse en efectivo. Algunos hacen trueques de tres productos como pasta, aceite o granos por medio cartón de huevos.