El bolívar mantuvo una tendencia a la baja frente al peso tras la reapertura de las casas de cambio de la frontera colombiana que cesaron su actividad durante ocho días, en una acción de protesta sin aparente resultado frente al gobierno de Nicolás Maduro. 

De acuerdo con el diario regional La Nación, las agencias de cambio de La Parada reanudaron sus actividades el jueves. Este viernes el precio del bolívar siguió devaluándose al cotizarse para la compra a 0,12 pesos y 0,13 pesos, dependiendo de si se trata de billetes de la vieja o nueva denominación; y 0,16 para la venta. 

Cuando estuvieron cerradas las casas de cambio de la frontera, ya el bolívar mantenía precios bajos en el mercado callejero que manejaron los cambistas informales. 

Desde el jueves, cuando las agencias de cambio reanudaron las operaciones de compra – venta, el precio de la moneda experimentó tendencia a la baja, lo cual afecta el poder adquisitivo de los miles de ciudadanos venezolanos que diariamente cruzan la frontera para comprar comida, medicamentos, repuestos y otros insumos escasos en el mercado venezolano. 

Lea más en La Nación