Venezuela estudia la posibilidad de desviar los embarques de petróleo a Rusia u otros países, en vez de mandarlos para Estados Unidos, como una manera de sortear las sanciones impuestas por este país a la estatal petrolera Pdvsa, publicó Reuters en su página web.

Manuel Quevedo, ministro de Petróleo, hizo esta afirmación en una reunión que la Organización de Petróleos de Venezuela realiza en Bakú, Azerbaiyán. También informó que el complejo refinador de Jose se encuentra completamente operativo luego de la falla eléctrica que afectó todo el país.

Estados Unidos impuso este año duras sanciones a la industria petrolera venezolana con la intención de cortar la fuente primaria de ingresos del presidente Nicolás Maduro.

 “Los contratos se están cumpliendo”, señaló. “Podemos enviar a Rusia u otros clientes el petróleo que ha sido asignado para Estados Unidos”, declaró.