El precio del crudo de Venezuela cayó 1,36 dólares esta semana y cerró en 64,23 dólares frente a los 65,59 dólares en que se cotizó entre el 29 de abril y el pasado 3 de mayo, informó este viernes el Ministerio de Petróleo.

La cifra es notablemente más baja que los 100 dólares por barril que Nicolás Maduro estima como el precio justo para el crudo del país.

En respuesta a las sanciones financieras de Estados Unidos contra algunos funcionarios oficialistas, Maduro anunció en 2017 que dejaba de usar el dólar como divisa de referencia y pasó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda china.

El cambio aplicado por Venezuela para el cálculo ofrecido este viernes es de 6,77 yuanes por cada dólar, mientras que hace una semana fue de 6,73 yuanes.

Venezuela también informó de las cotizaciones de las otras tres cestas de referencia, que de la misma forma experimentaron retrocesos.

El crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Venezuela es miembro fundador, pasó de 71,67 a 70,17 dólares, el Intermedio de Texas pasó de 63,22 a 61,88 dólares y el Brent de 71,98 a 70,55 dólares.

El bombeo del país se sitúa en el nivel más bajo de las últimas tres décadas, a excepción de varios meses entre finales de 2002 y principios de 2003, cuando una huelga en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) desplomó la producción hasta menos de 100.000 barriles diarios.

Las últimas estimaciones publicadas el pasado 10 de abril por la OPEP revelan que la producción de crudo venezolano se desplomó en marzo pasado hasta 732.000 barriles por día, lo que compromete aún más la ya golpeada economía del país.