Una flota de18 tanqueros navega hacia Venezuela para cargar petróleo
Oil tankers remain docked in front of Isla oil refinery, which is leased by Venezuelan state oil company PDVSA in Willemstad, Curacao, Netherlands Antilles, on February 22, 2019. - A sleepy island best known for beaches and a blue liquor named after it has become the focus of a tense bid to bring aid by sea to Venezuela. While Venezuelans on the island were preparing Friday to transfer the goods to the nearby seaport where they said a ship was ready to take it to Venezuela, the government of President Nicolas Maduro has ordered its sea and air borders with Curacao to be closed to block the aid. (Photo by Luis ACOSTA / AFP) (Photo credit should read LUIS ACOSTA/AFP via Getty Images)

Al menos 18 tanqueros navegan hacia Venezuela, donde se espera que carguen petróleo en las próximas semanas, según datos obtenidos y analistas consultados por Reuters.

La agencia de noticias dijo que se trataría de una señal de que las exportaciones petroleras podrían repuntar en noviembre. En octubre cayeron a mínimos históricos.

El probable repunte de las exportaciones muestra cómo Petróleos de Venezuela se ha adaptado a las sanciones y ha desarrollado nuevas tácticas para transportar y vender.

Desde transferir cargamentos entre tanqueros en el mar para disfrazar su origen hasta entregarlo a clientes pocos conocidos y sin experiencia.

En lo que va de noviembre, ocho tanqueros han cargado unos 5,1 millones de barriles de crudo venezolano y combustible para exportación.

Radares apagados y con destino a Aruba

Otros cinco petroleros con bandera de Camerún están cruzando el Océano Atlántico hacia Venezuela. Tienen sus Sistemas de Identificación Automática apagados, según el servicio de rastreo de buques TankerTrackers.com.

Dos grandes tanqueros de PetroChina Co Ltd, además, están en aguas venezolanas cerca de la terminal Jose a la espera de carga, muestran los datos de Refinitiv Eikon.

El Xingye y el Thousand Sunny señalan Aruba como su destino, una práctica común para los petroleros que navegan a Venezuela desde que se impusieron las sanciones.

Las embarcaciones, anteriormente conocidas como Boyacá y Junín eran propiedad de una empresa mixta entre Pdvsa y PetroChina, que se disolvió el año pasado a raíz de las sanciones, por lo que sus activos se dividieron.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!