Gasolina en refinería Cardón; El Palito Refinería Cordón restableció una vez más la producción de gasolina
Reuters

En Venezuela puede ocurrir una tragedia de grandes magnitudes si el régimen insiste que los trabajadores pongan en funcionamiento las refinerías de Cardón, que forma parte del Centro de Refinación de Paraguaná, en el estado Falcón, y la de El Palito, en Carabobo.

La alerta la hizo Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, en una entrevista concedida a El Nacional. Advirtió que poner en funcionamiento esas plantas, que están destruidas, pone en peligro la integridad física y la vida de los empleados y las comunidades aledañas.

“Puede ocurrir una tragedia por la irresponsabilidad del gobierno nacional. Tanto las refinerías de Cardón y El Palito tienen riesgo latente de que ocurra una desgracia, de magnitudes sin precedentes”, dijo.

Pero las improvisaciones, sin embargo, persisten.

Durante el último fin de semana de julio se registraron dos incendios en la refinería de Cardón: uno en la casa de bomba, que envía el producto a la planta de reformador, que produce gases de gasolina; y en la planta de vacío, donde se cocina el petróleo.

La planta, aparentemente, está totalmente destruida y paralizada.

“Al estar la casa de bomba y la planta de vacío inoperativas, no hay producción de absolutamente nada. Está tan deteriorada esa planta que a la torre de fraccionamiento de craqueo catalítico le pegaron vulgarmente un parche extremo de hierro para tapar un hueco, como cuando le poner un parcho a una bicicleta”, expresó.

Girot señaló que El Palito tiene fugas por todas partes. Explicó que el espesor de las torres fraccionadoras disminuyó progresivamente porque no se le ha hecho mantenimiento. En el interior, los platos que la conforman, están deteriorados.

El sindicalista aseguró que el régimen de Maduro sabe las condiciones reales en las que se encuentran las refinerías.

Amenazas del régimen

El director ejecutivo de la Futpv afirmó a esta redacción que, no conforme con la situación, en el interior de las plantas hay funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Los oficiales, de acuerdo con Girot, tienen amenazados a los trabajadores para que mantengan la operatividad de las refinerías.

“A pesar de que los trabajadores dicen que es inseguro el trabajo, los amenazan con llevárselos presos. Se violan todos los protocolos de seguridad para operar unas plantas tan peligrosas como estas porque esos son estándares internacionales de confiabilidad de los procesos que están siendo vulnerados de manera descarada“, señaló.

Niveles de gasolina en rojo

Para el momento de la entrevista, el sindicalista manifestó que en Venezuela no se está produciendo ni una sola gota de gasolina. También aseguró que los niveles de almacenamiento del combustible son extremadamente alarmantes.

Girot indicó que la gasolina importada por el régimen chavista desde Irán se acabó y afirmó que lo poco que queda de reservas corresponde a lo que se producía para el momento en el que atracaron los tanqueros iraníes en el país.

“La refinería El Palito estaba produciendo 25.000 barriles y cardón 22.000. El que tenga gasolina en vehículo, que la cuide y la utilice para cosas esenciales porque no hay y la que está actualmente en los tanques no alcanza para 15 días”, recomendó.

@Luisdejesus_

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo