Opep
Foto de referencia

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios acordaron este martes un ligero aumento de su producción de crudo en febrero y marzo, a costa de Rusia y Kazajistán.

El volumen retirado de forma voluntaria del mercado por la alianza OPEP+ pasará de 7,2 millones de barriles diarios en enero a 7,125 millones en febrero y a 7,05 millones en marzo. Así lo anunció el cártel tras el primer encuentro ministerial de 2021, haciendo un llamado a la prudencia frente a la crisis sanitaria.

Pero, para no provocar un exceso de la oferta en tanto la recuperación de la demanda sea frágil e incierta, Arabia Saudita decidió fijar su propia cuota durante este periodo a una cantidad de un millón de barriles por día, señaló el ministro de Energía saudita, Abdelaziz bin Salmán, durante una conferencia de prensa.

Dos enfoques enfrentados

Los 23 miembros de la OPEP+ alcanzaron finalmente un compromiso tras una serie de reuniones durante dos días a través de videoconferencias.

Dos enfoques se enfrentaron: el saudita, que implicaba mantener los recortes actuales tal cual, y la iniciativa rusa de reinyectar hasta 500.000 barriles diarios en el mercado a partir del mes próximo, como se había decidido en diciembre respecto a enero.

Tras un fuerte incremento de las cotizaciones de crudo desde el anuncio de las primeras vacunas contra el coronavirus, de más de 30% en noviembre y diciembre, el club de productores sigue alerta.

El comunicado menciona el aumento de los contagios, el retorno de las medidas de estricto confinamiento y las crecientes incertidumbre.

Apoyar los precios

El objetivo para el club de productores reunidos como OPEP+, cuya frecuencia de encuentros se ha acelerado bajo el efecto de la crisis sanitaria, es antes que todo ajustar mes a mes la oferta de crudo, tratando de apoyar los precios.

El anterior ciclo de reuniones, entre el 30 de noviembre y el 3 de diciembre, abrió la vía a un regreso progresivo de 2 millones de barriles diarios en el mercado en los próximos meses.

Esta estrategia se tradujo por un primer límite de 500.000 barriles diarios suplementarios en enero y una promesa de encuentros regulares de los trece miembros de la OPEP -encabezados por Arabia Saudita- y sus diez aliados, liderados por Rusia, para decidir el volumen de producción para el mes siguiente.

Su esfuerzo de reducción, difícil para las finanzas de los 20 países obligados (Irán, Venezuela y Libia están exentos), dio resultados el año pasado deteniendo la caída vertiginosa de los precios del crudo, hasta llegar a un punto negativo para el referente estadounidense en abril, una primicia en la historia.

Los contratos de referencia del crudo, cotizados en Nueva York y Londres y muy sensibles a las decisiones de la alianza, reaccionaron este martes y registraron una fuerte alza de más de 5%, a más de 50 dólares el barril, nivel más alto desde hace diez meses.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo