Los ministros de Finanzas del G7 advirtieron el jueves contra los riesgos para el sistema financiero internacional de proyectos de criptomonedas como el Libra anunciado por Facebook, al cabo de su reunión en Chantilly, al norte de París.

«Los ministros y los gobiernos están de acuerdo en decir que proyectos como el Libra podrían tener repercusiones sobre la soberanía monetaria y el funcionamiento del sistema monetario internacional», indicó la presidencia francesa en su declaración final de la reunión.

«Todos los miembros del G7 manifestaron su gran inquietud ante este proyecto Libra», afirmó Bruno Le Maire, ministro francés de Finanzas, durante la conferencia de prensa final de la reunión.

Con la creación, anunciada a mediados de junio, de esta moneda digital que ofrece un modo de pago alternativo a los circuitos bancarios tradicionales, Facebook puede revolucionar el sistema financiero mundial. Libra, que saldrá en 2020, se inspira en criptomonedas como el bitcoin.

Los ministros del G7-Finanzas llegaron a un consenso sobre la necesidad de una imposición fiscal a los gigantes digitales, lo que abre la puerta a un acuerdo internacional, indicó la presidencia francesa.

«Los ministros de Finanzas se pusieron de acuerdo sobre la urgencia de hacer frente a los desafíos fiscales que plantea la economía digital», afirmó la presidencia francesa en su declaración final.

Le Maire se congratuló por este acuerdo del G7 para tasar las actividades sin presencia física, en particular de actividades digitales. «Es la primera vez que los Estados miembros del G7 se ponen de acuerdo sobre este principio», dijo el ministro francés.

Sin embargo, su homólogo estadounidense, Steven Mnuchin, aunque se felicitó por este consenso, advirtió que aún queda más trabajo por hacer.