Black Friday
Locales con precios marcados en dólares prometían descuentos considerables. Por ejemplo, en una tienda tenían un televisor de 32 pulgadas valorado en 170 dólares, que hasta el 1º de diciembre estaría en oferta a 100 dólares

«Llegamos a las 9:00 am. Están organizándonos para poder entrar. Son muy buenas las ofertas». Así lo expresó Nidia Cortez, quien esperaba que abrieran una tienda para comprar un televisor, aprovechando el Black Friday. El equipo que tenía en su casa se le quemó a consecuencia de los apagones

Así como Cortez, distintos consumidores se acercaron, desde temprano, a los comercios que adoptaron la estrategia norteamericana, interesados en adquirir electrodomésticos que perdieron por las fallas de luz o del equipo.

Elvis José Malavé decidió comprar un horno microondas en 49 dólares y un televisor de 50 pulgadas en 299 dólares. Aseguró que los precios son «bastante accesibles».

El Black Friday regaló, al menos por unos días, la percepción de la Venezuela pudiente de las épocas decembrinas de otros años.

Las tiendas estaban abarrotadas de consumidores en un país que tiene niveles históricos de hiperinflación, en demostración de la dolarización de facto.

En un recorrido realizado por El Nacional, se constató que, la mayoría de los compradores utilizó sus ahorros para buscar ciertos artefactos que no había podido cambiar por los altos costos.

En un reconocido centro comercial de Caracas, Isaira Niño, gerente de Casiolandia indicó que, en comparación con las ventas de un viernes normal, este 29 de noviembre fue todo un éxito en ventas.

«Desde que yo llegué a las 8:00 am esto ha sido un boom, la gente afuera haciendo su cola extendida. Yo me quedé impactada… Para un viernes que realmente es flojo en el Sambil, ha sido excelente«, dijo Niño sorprendida porque no esperaba que el Black Friday fuera positivo.

Rebajas típicas de un Black Friday

Varios establecimientos advertían en las vidrieras que el Black Friday se extendería durante todo el fin de semana y que sus descuentos van desde 20% en adelante.

Otros locales con precios marcados en dólares prometían descuentos considerables. Por ejemplo, en una tienda tenían un televisor de 32 pulgadas valorado en 170 dólares, que desde el 29 de noviembre hasta el 1º de diciembre, estaría en oferta a 100 dólares.

En otras partes había ropa para niños, calzado de todo tipo, ropa para hombres y mujeres a costos entre 20 y 45 dólares.

Modos de pago

Todos los comercios aceptan pagos en bolívares con tarjetas de débito o crédito y dólares en efectivo. Pocos son los que se atreven a aceptar criptomonedas y, muchos menos, el petro.

La estrategia de Estados Unidos como demostración de su fidelidad hacia el cliente, levantó de algún modo, la compra-venta y el derecho a elegir qué se quiere adquirir, cómo y dónde comprar.

Aunque para Venezuela este pareciera un escenario de apertura económica, el Black Friday es funcional para un número reducido de usuarios que tiene acceso a las divisas, las cuales entran al país a través de remesas familiares y bonificaciones salariales en algunas empresas.