El petro alcanzó los 49,40 euros (60,76 dólares) de acuerdo al Ministerio de Petróleo del país, la segunda caída desde que este organismo comenzó a facilitar el valor del criptoactivo el 19 de marzo.

En la tabla informativa se indica también que el precio fue de 384,20 en yuanes y no se facilita el valor en liras turcas y rublos, las otras dos monedas en las que se pueden comprar petros, según anunció la semana pasada durante el anuncio oficial del inicio de su compraventa, el presidente Nicolás Maduro.

Se anunció también que los petros se podrán comprar con otras monedas virtuales como el bitcoin, ethereum y sem.

El valor de los 100 millones de petros que el gobierno de Venezuela ha puesto a la venta equivale al del barril de petróleo del país el mercado internacional y que cerró en 59,88 dólares de promedio el viernes pasado.

Este precio está respaldado por los más de 5.000 millones de barriles de petróleo de uno de los bloques de la Faja Petrolífera del Orinoco, en el este del país.

Maduro puso en marcha el petro como una forma de sortear las sanciones financieras que Estados Unidos dictó contra su gobierno en agosto.

EE UU prohibió el 19 de marzo «todas las transacciones» vinculadas al sistema financiero estadounidense «con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018».

En el texto de la orden ejecutiva el presidente estadounidense, Donald Trump, argumenta su decisión «a la luz de las recientes medidas adoptadas por el régimen de Maduro para intentar eludir las sanciones» previamente impuestas desde Washington.

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, declaró principios de este mes como nula la creación de este criptoactivo con el argumento de que se trata de una moneda «ilegal» que viola lo establecido en la Constitución.