Producción gasolina convulsión social
EFE/ Miguel Gutiérrez

Nicolás Maduro está muy asustado por la situación y teme una convulsión social por la escasez de gasolina, que mantiene a cientos de venezolanos durante horas en las estaciones de servicio y que detonó intensas protestas en casi todo el país en los últimos días, afirmó Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela.

“El presidente está muy asustado, teme una convulsión social. Desde el movimiento de trabajadores consideramos que hay una preconvulsión. No hay forma ni manera de recuperar el suministro de gasolina en el corto plazo. El plan de recuperación que tiene el presidente no es garantía”, manifestó el sindicalista en entrevista concedida a El Nacional el jueves.

Que se recuperen dos refinerías en cuestión de meses no es tan sencillo. Para que se logren levantar, como lo afirmó Maduro el miércoles, se necesitaría mucho más tiempo y miles de millones de dólares que Petróleos de Venezuela no tiene. Pero, por supuesto, para que esto ocurra debe haber un cambio obligatorio de política y también inversión privada, afirmaron sindicalistas petroleros.

La crisis de combustible se mantiene. Foto: Miguel Gutiérrez / EFE

Maduro, sin dar detalles, afirmó que su régimen levantó dos refinerías, pero no mencionó cuáles. También confirmó que compró combustible internacional para que los ciudadanos se abastezcan bajo un riguroso esquema de venta, de manera subsidiada y en divisas, mientras se reestablece la producción para abastecer el mercado interno.

“Ya Venezuela está produciendo todo lo que necesita para el consumo interno. Se han levantado dos refinerías, a pesar del ataque brutal y las conspiraciones. En silencio ha tenido que ser la recuperación productiva y va bastante bien. Porque Venezuela tiene que producir todo lo que consume en hidrocarburos, en energía, todo”, garantizó.

Pero el problema energético en Venezuela es muy grave, afirmó Girot.

Lograr la producción no solo depende de una refinería, sino de todo un proceso que implica recuperar la industria petrolera, comercializar, optimizar los procesos, equipos y el personal profesional y capacitado necesario para que el combustible llegue hasta las 1.568 gasolineras que, según el oficialismo, estarán funcionando en Venezuela.

EFE/ Miguel Gutiérrez

“El plan para la reactivación petrolera y de refinación en Venezuela fracasó. Ellos lo saben, pero no lo reconocerán públicamente. Se está creando es la falsa sensación de que se están recuperando las refinerías porque es un proceso más complejo que va desde la reactivación de la producción de crudo, de las instalaciones hasta los derechos legales y contractuales de los trabajadores”, agregó.

“Es pura mentira”

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, en conversación con El Nacional acusó a Maduro de mentirle a los venezolanos al afirmar que la situación con la gasolina en el país se está normalizando.

“Eso es pura propaganda, pura mentira”, rechazó.

El tren de refinación de Venezuela lo conforman las instalaciones del Complejo Refinador Paraguaná: Amuay y Cardón, en Falcón; de El Palito, en Carabobo; de Bajo Grande, en Zulia, y de Puerto La Cruz y de San Roque, en Anzoátegui.

Maduro aseguró asimismo que gestiona la compra secreta de más gasolina para cubrir la demanda de los próximos meses, mientras se estabiliza el mercado interno. Aunque tampoco señaló de dónde proviene el combustible, se conoce de la llegada de Irán de los buques Petunia, Faxon y Forest con alrededor de 900.000 barriles.

Gasolina convulsión social
Las colas se mantienen a pesar de la llegada de la gasolina de Irán. Foto: Henry Chirinos / EFE

Solo para dos meses

Girot estimó que el cargamento iraní alcanzará para cubrir solo la demanda de dos meses. Pero advirtió que para diciembre se repetirán los inconvenientes, las colas y las protestas que se registran actualmente. “A menos que se aproveche la coyuntura y se tome la decisión de entrar en un proceso de mantenimiento profundo de las refinerías”, indicó.

“El problema no se acaba con el dígito de la placa de un carro, sino reestableciendo la democracia y el Estado de Derecho. Luego vendrán inversiones y se recuperará la industria y la producción. Si de verdad recuperan dos refinerías, ¿para qué traen gasolina de Irán? Esa afirmación se cae por su propio peso. ¡Qué mentira tan grande! ¿Quién va a creer eso? No tiene asidero por ningún lado”, cuestionó Freites.

Cardón, la única

El secretario general del sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón aseguró que Cardón es la única refinería que está produciendo 15.000 barriles diarios de gasolina en el país. En días pasados generaba 30.000, pero un compresor se dañó y la producción se redujo a la mitad.

Indicó que de Cardón se ha obtenido 1 millón de barriles de gasolina en lo que va de año. De 270 días transcurridos en 2020, solo durante 50 días ha estado en marcha la producción en estas instalaciones, lo que equivale a un promedio diario de 20.000 barriles.

Archivo

Girot agregó que en El Palito se han realizado algunos intentos de reactivar la producción, pero han resultado infructuosos: “Está operando con muchísima improvisación. No cuenta con la confiabilidad necesaria para operar una refinería tan peligrosa porque no hay garantías de suministro eléctrico, no hay confiabilidad en el suministro de agua ni en los procesos”.

Añadió que además existen serios problemas estructurales y expuso que los equipos, de El Palito y de Cardón, están en iguales condiciones de deterioro.

“No se puede ver el concepto de reactivación como el solo hecho de recuperar los hierros; ponerlas a operar va mucho más allá. Se deben paralizar todas las plantas y hacer un mantenimiento muy profundo porque lo que se está haciendo es pura improvisación. Todo el mundo sabe que el trabajo que se está haciendo no va a funcionar porque las plantas están seriamente afectadas. Los equipos son obsoletos, no son adecuados y hay serios problemas de desgaste en las tuberías. No hay forma ni manera de garantizar la confiabilidad del suministro de gasolina en Venezuela”, dijo.

Los sindicalistas petroleros coincidieron en que las mafias no solo destruyeron la industria petrolera nacional, sino que se encargaron de desmantelarla.

Gasolina convulsión social
Rayner Peña / EFE

“Maduro tiene conocimiento de la catastrófica realidad o, en su defecto, se hace el ‘Gualberto’. La situación es catastrófica, es crítica. La información que le llevan es suministrada por los mismos destructores. Debe salir de su burbuja en la que está metido y hablar con los obreros para que se dé cuenta de la triste realidad en las refinerías. Lo que puede traer es una gran desgracia”, manifestó Girot.

Trabajadores petroleros: los “infiltrados”

El régimen de Maduro ha calificado de “infiltrados” a los trabajadores petroleros que desde junio se han mantenido en protestas para reclamar sus derechos laborables, que incluye el salario, el fondo de pensiones, el Sistema Corporativo de Salud, los pasivos laborales y la discusión de las convenciones colectivas.

Incluso, expresamente el oficialista ha llamado a una persecución en su contra.

“Nosotros hemos respondido públicamente: los infiltrados corruptos y los burócratas son designados por el presidente, que es quien nombra a los gerentes para que dirijan las refinerías; y son los mismos que dirigieron en el pasado la industria petrolera y que de alguna manera continúan con la política de destrucción dentro de Pdvsa, y los resultados son evidentes”, enfatizó Girot.

@Luisdejesus_ 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo