Bitcoin CRIPTOMONEDAS
Foto archivo

El gobierno de Maduro cerró tres plataformas de criptomonedas. Estas son aparte del petro, que fue disuelto oficialmente este viernes.

A través de la plataforma Patria el ejecutivo informó que desde este lunes 15 se transferirán los fondos de Bitcoin, Litecoi de y Dash. Todos esos montos serán transferidos en bolívares.

Este cierre se da adicional al cierre oficial del petro, criptomoneda oficial del Ejecutivo.

“Una vez concluida esta operación, la plataforma Patria cerrará los monederos de estas criptomonedas para concentrar los recursos tecnológicos en los de bolívar digital y Petro”, dic el mensaje.

La plataforma aclaró que el cambio se hará a tasa oficial del Banco Central de Venezuela para el día de su operación de cierre. No sé aplicará ninguna comisión, explican.

Adiós al petro

Maduro anunció a finales de 2017 la creación de esta criptomoneda estatal, respaldada por las vastas reservas petroleras de Venezuela y sus recursos minerales.

Ante las restricciones impuestas por las sanciones de Washington, el petro iba a permitir nuevas formas de financiamiento internacional, prometía el mandatario socialista.

Tasada por Venezuela en 60 dólares por unidad, el valor de un barril de crudo venezolano en aquel momento, la criptomoneda fue lanzada en 2018.

Sin embargo, detallaron que los retrasos son por problemas en la cadena de bloques desde el inicio.

A partir del lunes 15 de enero, «la Plataforma Patria cerrará los monederos y billeteras en criptomonedas», anunció un mensaje del sitio web que gestiona bonificaciones y subsidios del gobierno venezolano.

Los fondos en la billetera virtual del petro vienen siendo convertidos a bolívares, la devaluada moneda local.

El gobierno declinó comentar a la AFP sobre el inminente cierre del programa.

«No hay confianza en el petro, porque no hay confianza en el emisor», dijo entonces a la AFP el economista Henkel García, director de la firma Albus Data.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!