Las empresas del sector químico y petroquímico operan, en promedio, a 30% de su capacidad instalada, según los resultados de una encuesta de coyuntura realizada por la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica en el segundo trimestre de 2017.

“Ese porcentaje se mantiene hasta ahora y se espera que los resultados del tercer trimestre sean los mismos. Esto será así hasta fin de año; incluso hay personas que consideran que la situación puede ser peor”, afirmó una fuente vinculada al sector que prefirió no ser identificada.

Precisó que 50% de las empresas del gremio trabaja a entre 20% y 40% de su capacidad instalada; 30%, a entre 0% y 20%; únicamente 15% usa entre 40% y 60% de su capacidad; y solo 4% de las empresas opera en el rango de 80% a 100%.

El principal problema que ha tenido el sector este año es la caída de la demanda, tanto de las industrias que se abastecen del sector químico y petroquímico como de los consumidores. “Para nosotros este es el factor más importante. El sector químico abastece a otros, como el textil, el transporte, la metalmecánica, la construcción y la madera, y la mayoría ha tenido una baja importante en su producción, y, por consiguiente, nosotros también”, indicó la fuente.

También se ha visto una caída en la demanda por parte de los consumidores con respecto a los productos terminados como pinturas, lubricantes, pegamento y los de higiene del hogar. “El poder adquisitivo de la gente ha caído”, señaló la fuente.

Existen otras causas que perjudican al gremio, entre ellas, la incertidumbre político-institucional. “Esto tiene que ver con el tema económico y político. Además de la caída de la demanda interna, también está la falta de materia prima, tanto la nacional como la importada”, agregó.

El problema con respecto a la materia prima radica en la posibilidad de adquirir las divisas oficiales. “Al sector se le adjudicó en las subastas del Dicom, pero recibió poco. Además, ya no hay más subastas, por lo que el asunto es más complejo”, afirmó.

Las industrias recibieron, en total, 15 millones de dólares hasta la subasta decimocuarta. La fuente reiteró que es poco para lo que el sector requiere, pero permitió que algunas empresas trabajaran algo más.

La reducción de la capacidad de producción, entre otras causas, provocó que 26% de las empresas redujeran el número de empleados, aseguró la fuente.