Archivo

El incendio que se registró este lunes en la refinería de Cardón, con capacidad para procesar 310.000 barriles al día, originó que se detuviera la producción de gasolina.

Aunque el gobernador del estado Falcón, Víctor Clark, dijo que el incidente fue controlado rápidamente y que no hubo heridos, ni daños en la infraestructura, fuentes del sector aseguraron a Reuters que la Unidad de Craqueo Catalítico se detuvo alrededor del mediodía.  Hace un mes reinició con la ayuda de Irán.

Esta situación amenaza con agravar la escasez de combustible que ha afectado al país durante meses.

Las unidades de craqueo catalítico son cruciales para la producción de combustibles terminados en la mayoría de las refinerías.

Cardón había estado produciendo entre 15.000 a 30.000 barriles por día de gasolina desde su reinicio a mediados de junio, según tres personas con conocimiento del asunto, que hablaron bajo condición de anonimato.

El resto de la red de refinación de 1,3 millones de bpd de Venezuela está en su mayoría paralizada. El país recibió varios envíos de combustible de Irán a fines de mayo y principios de junio, pero no ha recibido importaciones de gasolina desde entonces.

Los esfuerzos para reanudar la producción de gasolina en la refinería El Palito, de 146.000 bpd, aún no han tenido éxito.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo