Henkel García, director de la consultora Econométrica, aseguró este jueves que el valor real del dólar debería estar entre 25.000 y 30.000 bolívares. Las declaraciones las dio luego de que la brecha entre el precio del dólar del mercado negro y la tasa oficial aumentara debido a la presión acumulada de un bolívar sobrevaluado y al aumento del gasto público.

García aseguró al portal especializado en finanzas Bloomberg que la moneda no se depreció al mismo ritmo que la inflación y ahora se está viendo que la relación se normaliza.

Luego de permanecer varios meses controlado, el precio alto del dólar en el mercado negro venezolano está de regreso.

La diferencia entre el paralelo y la tasa oficial se agotó tras una relativa estabilidad. En solo una semana, el bolívar se ha depreciado 18% frente al dólar en las calles donde la moneda se comercia de manera informal.

La moneda norteamericana ya se cotiza por encima de los 10.000 bolívares, en comparación los con 7,336 de la tasa oficial.

Bloomberg reseñó que para evitar que la relación se abra nuevamente, el gobierno implementó estrictos requisitos monetarios en los bancos a principios de este año para mantener los bolívares bloqueados en el Banco Central de Venezuela.

Los esfuerzos fueron diseñados para drenar la liquidez y mantener la moneda local fuera del alcance de los venezolanos que normalmente los cambian por dólares para retener el poder adquisitivo en medio de la hiperinflación.

Mientras esos controles permanecen, la brecha se está ampliando. Bajo el actual régimen cambiario, Venezuela se ha inclinado drásticamente para volverse un país caro en dólares.