El economista Ricardo Hausmann, designado por el presidente interino Juan Guaidó como representante de Venezuela ante el Banco Interamericano de Desarrollo, dijo que de lograrse la salida de Nicolás Maduro del poder, la deuda con China y Rusia será reestructurada mediante el Club de París.

“El capítulo de deuda bilateral no es que se dijo que lo vamos a tratar diferencialmente. Se trata diferencialmente en la práctica internacional a través del Club de París”, indicó Haussman en declaraciones a la prensa este miércoles, reseñó Reuters.

La aclaratoria del representante venezolano en la reunión anual del BID, en Guayaquil, se debe a las recientes preocupaciones del Comité de Acreedores de Venezuela, integrado por tenedores de bonos que se negaron al plan de reestructuración presentado por el equipo de Guaidó, que no incluía a Rusia ni a China.

“Nosotros no hemos sacado ningún lineamiento específico sobre el tratamiento de deudas bilaterales por esa razón”, explicó Haussman.