Casi 2.700 empleados fueron despedidas de la filial de General Motors de Venezuela (GMV), luego del reciente embargo judicial. La notificación habría llegado a los trabajadores en un mensaje de texto, de acuerdo con una información publicada en Panorama.

La semana anterior General Motors reportó una “confiscación” ilegal a su planta automotriz en Valencia, hecho que consideró como un daño irreparable.

“GMV informa que se realizó a su cuenta la transferencia de sus prestaciones sociales por la finalización de la relación de trabajo”, se lee en el mensaje de texto que le llegó a los empleados y que Panorama publicó basándose en una información de Reuters.

Trascendió que el mensaje fue enviado desde un número telefónico en Estados Unidos. Dicha planta tenía 35 años en el país. Sin embargo, en 2016 y 2017 no se ensambló ningún automóvil en las instalaciones tomadas.

“A todos nos llegó un pago y un mensaje de texto el viernes” y “Nuestros ex jefes nos dijeron que los directivos se fueron y todos fuimos despedidos. Ya no hay nadie en el país”, son algunos de los testimonios recogidos por Reuters.

Para ampliar información haga clic aquí


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo