Carlos Larrazábal, ex presidente de Fedecámaras, advirtió que la velocidad de la destrucción de la economía va más rápido que la velocidad de los posibles cambios políticos, debido a la insistencia del gobierno madurista en aplicar el modelo socialista del siglo XXI.

Larrazábal ofreció un balance sobre la caída del sector empresarial en el país e indicó que el cierre de empresas asciende al 60%, mientras que en el de construcción se calcula que el 25% está totalmente paralizado.

Asimismo, señaló en declaraciones ofrecidas a TV Venezuela que de las 2.500 a 3.000 empresas que aún están operativas en el país, su capacidad instalada es de apenas 18%.

“Eso se debe a la terquedad del gobierno de seguir aplicando el modelo socialista del siglo XXI, donde no permite libertades empresariales, donde hay persecución contra las empresas y controles excesivos que limitan la producción”, apuntó Larrazábal.

Resaltó que en los dos últimos años Fedecámaras elaboró un documento sobre cómo relanzar el aparato productivo del país, el cual será presentado formalmente este martes.

“Contiene el análisis de nueve de los 15 sectores que hacen vida en Fedecámaras y las propuestas para sacar a la economía de la crisis que está viviendo en este momento”, explicó.