La Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos informó este martes que durante el largo fin de semana de Acción de Gracias, Black Friday y Cyber Monday, aproximadamente 190 millones de estadounidenses gastaron una media de 361,90 dólares, 16% más que el año pasado.

El presidente de la NRF, Matthew Shay, y el vicepresidente de estrategia, Phil Rist,destacaron durante una conferencia telefónica para presentar los datos que 2019 superó con creces los datos de 2018.

El año pasado fue especialmente negativo debido a la guerra comercial con China, la situación del mercado financiero y el cierre de la administración estadounidense que supuso, entre otros efectos, que el sueldo de 800.000 empleados federales fuera suspendido.

Megadescuentos del Black Friday: espejismo de la crisis económica

En comparación con el año pasado, participaron en las rebajas aproximadamente 23,8 millones de personas más que en 2018, con una media de gasto en 2019 de 48,61 dólares más.

A lo largo de los cuatro días que dura el fin de semana de Acción de Gracias, el día más ajetreado para hacer compras presenciales en las tiendas fue el Black Friday, con casi 84,2 millones de estadounidenses que adquirieron algún producto.

Además, por primera vez, el Black Friday superó al Cyber Monday como día con más compras online, con 93,2 millones de compradores en el primer caso y 83,3 en el segundo.

El sábado fue el segundo día preferido por los estadounidenses para realizar sus compras en las tiendas físicas, mientras que el jueves de Acción de Gracias fue el tercero, por encima del Cyber Monday que, a pesar de ser el día más utilizado para compras online, se sitúa en cuarto lugar en cuanto al gasto presencial.

«Los estadounidenses compran cada vez más temprano durante el año y Acción de Gracias es un fin de semana crítico para ello», dijo Rist, quien agregó que la situación económica favorable de Estados Unidos también propició que los datos sean positivos durante 2019.

Los lugares más visitados para realizar las compras fueron los centros comerciales, donde 52% de los compradores afirmó haber realizado compras allí; las tiendas de ropa, visitados por 36%; tiendas de alimentación, con 34%; tiendas de electrónica, con 32%, y tiendas de outlet o rebajas, con 29%.

De los casi 362 dólares que los consumidores gastaron durante el fin de semana, 257,33 estaban destinados a regalos para otras personas.

Las personas entre los 25 años y los 34 años de edad fueron los que más dinero desembolsaron durante el fin de semana de Acción de Gracias, con un gasto promedio de 440,46 dólares, seguidos de cerca por los adultos de entre 35 años y 44 años de edad, que pagaron una media de 439,72 dólares.

Asimismo, del total de compradores, 124 millones acudieron personalmente a las tiendas a realizar alguna compra, mientras que 142,2 utilizaron sitios web y 75,7 millones utilizaron ambas opciones, este último hecho, a juicio de la NRF, supone «una experiencia cada vez más unificada de comprar por Internet y recoger en la tienda».

La NRF hizo énfasis en que la población de consumidores se vuelve cada vez más homogénea y, aunque tradicionalmente las personas mayores son las que más tendencia tienen de acudir a la tienda física, esto está cambiando.

La NRF señaló que aunque hace años lo habitual era que las personas más jóvenes hicieran más uso de métodos online, ahora mismo la población que compra durante este fin de semana «compra indistintamente y combina ambos métodos, lo que significa que las diferencias entre generaciones han disminuido», apuntó Rist.

Loading...