La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional informó que la inflación del mes de enero llegó a 191,6% y la espiral hiperinflacionaria que vive el país desde hace dos años se aceleró.

“Para el mes de enero tenemos una variación de 191,6%», dijo en rueda de prensa el diputado Ángel Alvarado, presidente de esta la instancia, que ubicó en 3,5% el alza diaria de los precios. La inflación interanual, entre enero de 2018 y 2019, alcanzó 2.688.670%, la más alta en la historia del país. Este indicador en 2018 estuvo en 1.698.844,2%.

Alvarado señaló que en lo que va de año se ha registrado una aceleración de más de 50 puntos con respecto al último trimestre de 2018, en cuanto a la variación mensual del índice de precios al consumidor. Esto obedece, explicó, a la devaluación del tipo de cambio que solo en enero se depreció 194% al pasar un dólar estadounidense de 739 a 2,174 bolívares y la emisión de dinero sin respaldo desde el Banco Central de Venezuela, para financiar los gastos del gobierno.

Añadió que la liquidez monetaria creció 75% en el primer mes del año y cree que la tensión política entre el Ejecutivo y el Legislativo “genera una gran perturbación” en los agentes económicos y agita índices como el de la inflación, también las protestas, la incertidumbre y el quiebre de la institucionalidad.

Los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas subieron 262% en enero, los de vivienda 202% y transporte 451%.

La canasta básica alimentaria –que debe ser cubierta por el salario mínimo según la Constitución– el mes pasado llegó a 537.620 bolívares (163 dólares) mientras que el ingreso básico legal es de 6 dólares al mes. “El sueldo mínimo solo compra 3,68% de la canasta, esa es una buena medida del nivel de miseria en que vive el pueblo venezolano”, agregó el legislador.

“La inflación se comporta por picos: cada semana los precios no varían en la misma proporción. Cuando el tipo de cambio está estable, esas variaciones semanales son bajas con respecto a otros picos. Sin embargo, un tipo de cambio inmóvil no puede contener el ritmo de la inflación. Eso va a aumentar los precios en el mes de febrero”, concluyó.