gasolina
Largas colas se ven en las estaciones de servicio de la capital. Foto: Federico PARRA / AFP

Largas filas de automovilistas desesperados en busca de gasolina se han convertido nuevamente en algo común en Caracas, ya que Petróleos de Venezuela no logra mantener la producción de combustible en su principal complejo de refinación.

El miércoles se cerraron hasta 36 estaciones de servicio de la capital. El combustible es aún más escaso en el resto de Venezuela, señaló Argus Media.

En el Complejo Refinador Paraguaná, la unidad de destilación de crudo de la refinería de Amuay, de 635.000 barriles por día, cerró debido a fallas en los servicios industriales, incluido el suministro de electricidad. Otra unidad de destilación en la cercana refinería de Cardón, de 305.000 bpd, también se desconectó debido a una bomba rota, según cuatro funcionarios del CRP.

El cierre de las dos únicas unidades operativas de destilación del CRP, que había estado procesando hasta 135.000 bpd combinados de crudo desde fines de agosto, detuvo la producción de 32.000 bpd de gasolina y 30.000 bpd de diesel hasta que se realicen las reparaciones, que se estima se puedan completar a principios de la próxima semana.

“Pdvsa desde el miércoles no produce gasolina ni gasoil en ningún lugar de Venezuela, pero esperamos reanudar la producción de combustible para el 14 de septiembre”, dijo uno de los funcionarios a Argus.

No solo la gasolina

Las cuadrillas de Pdvsa están trabajando para hacer las reparaciones necesarias y también reparar una tubería rota en Río Seco, en Falcón, que está derramando crudo en el mar. El ducto dañado es parte de la red que transporta crudo desde los campos petroleros en el estado Zulia a las refinerías Cardón y Amuay en el complejo CRP.

Dos dirigentes del sindicato petrolero del CRP advirtieron que un gasoducto de gas natural en altamar, cerca de Río Seco, también parece haberse roto, pero el suministro de gas a Amuay y Cardón no se ha interrumpido. El complejo CRP obtiene su gas del campo marino Perla operado por la española Repsol y la italiana Eni.

Pdvsa y el Ministerio de Petróleo no han hecho declaraciones sobre los problemas de refinación. Nicolás Maduro culpa habitualmente a las sanciones de Estados Unidos.

Negligencia y corrupción

La oposición venezolana respaldada por Estados Unidos argumenta que la escasez de combustible es el resultado de la negligencia y la corrupción del régimen de Maduro, al que acusa de desviar cargamentos a su aliado político Cuba.

Bajo las sanciones petroleras impuestas en enero de 2019, Estados Unidos cortó la mayor parte del suministro de gasolina a Venezuela y está trabajando para poner fin a una excepción para el diésel suministrado por Reliance, Eni y Repsol de India en transacciones de canje y deuda.

Irán utilizó en mayo-junio buques propiedad de la empresa nacional NIOC para entregar cinco cargamentos de gasolina y álcali a Venezuela, lo que tomó por sorpresa a Estados Unidos.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo