La oleada de migración venezolana de la última década no solo ha dejado historias de dificultades y pesadumbre, sino que ha propiciado emprendimientos en distintos países bajo la batuta de connacionales

Así lo rescata un reportaje de Prívate Wall Magazine, en el cual se destacan los varios startups con nuevos modelos de negocio, que se detallan a continuación.

Valiu

Valiu es una compañía establecida en Bogotá, Colombia, que fue fundada en 2018 y cuyo CEO es el caraqueño Simón Chamorro.

Se trata de una plataforma para el envío de remesas entre Colombia y Venezuela, utilizando tecnología blockchain como medio para las transferencias de dinero.

A la fecha cuenta con unos 40.000 usuarios.

“Gracias a la tracción de este primer producto, tuvieron la oportunidad de participar en el prestigioso programa de Y Combinator, en San Francisco, durante el año 2019 y luego levantar una ronda de capital semilla de 1.24 millones de dólares”, señaló la revista.

Recientemente, el equipo expandió los servicios al ofrecer una modalidad que permite ahorrar en dólares respaldados con criptomonedas, de forma de proteger la divisa ante la inflación en las monedas locales, en este caso el peso colombiano y, principalmente, el bolívar.

“Es interesante ver qué Valiu está utilizando tecnologías de alta complejidad para proveer servicios de primera necesidad a los migrantes venezolanos, ya que las remesas enviadas por familiares en el exterior, se han convertido en un salvavidas para la población que aún vive en Venezuela.

Aunque es un mercado bastante fragmentado, el tamaño de la oportunidad es enorme”, señala el reportaje, con base en la estimación de que a Venezuela se envían aproximadamente de 3.500 millones de dólares al año en remesas.

Destaca además que Colombia es el país que alberga a mayor número de venezolanos, lo que propiciado una mayor aceptación en ese mercado de la plataforma Valiu.

IntoTheBlock

Profundizando en el área de blockchain, Private Wall también destaca el caso de IntoTheBlock, que se especializa en crear analítica sobre activos digitales utilizando modelos de estadística avanzada con métodos de Inteligencia Artificial.

Esta compañía establecida en Estados Unidos fue fundada a inicios de 2019 y cuenta en su equipo fundador con el venezolano Alfredo Terrero.

Precio a la experiencia de IntoTheBlock, Terrero y su equipo lanzaron un pequeño fondo de inversión para criptomonedas que no obtuvo el resultado esperado, pues a los pocos meses de funcionamiento se produjo un colapso masivo de precios de los activos, a finales del año 2017.

Con esa experiencia Terrero vislumbró que se evidenciaba la falta de herramientas educativas y datos en el mercado, que permitan analizar a mayor profundidad, el comportamiento de los criptoactivos. Con esta premisa en mente, decidió reformular su modelo de negocio y enfocarse en el mercado de información financiera, creando lo que hoy se conoce como IntoTheBlock.

El equipo está formado por 15 personas, todos de latinoamérica y basados principalmente en 3 ciudades: Miami, Buenos Aires y Madrid.

Su visión es ofrecer herramientas de valor a inversionistas y traders del mercado de criptomonedas, de forma que puedan realizar decisiones mejor fundamentadas. Para ello, han lanzado esta plataforma que proporciona una visión holística de un criptoactivo en múltiples dimensiones.

El modelo de ventas para el público involucra una subscripción mensual a la plataforma, equivalente a 10 dólares.

Vidoqui

El sector inmobiliario no se ha quedado atrás para los migrantes venezolanos.

Es el caso de Vidoqui, con sede en Madrid, España, fundada en 2018 por Juan Manuel Bello, con una innovadora y flexible fórmula para facilitar al público millennial la compra de su primera vivienda.

Se trata de la digitalización y profesionalización del alquiler con opción a compra, donde el cliente sólo debe aportar inicialmente 5% del valor de la vivienda y luego paga una cuota de alquiler a Vidoqui, hasta alcanzar aproximadamente 20% de la propiedad. A partir de allí, el cliente puede acceder a una hipoteca.

La incertidumbre del mercado inmobiliario, generada principalmente por la crisis sanitaria ante la pandemia de covid-19, representa para Bello tanto obstáculos como oportunidades.

El emprendedor considera que como se prevé u a disminución de los precios de los bienes inmuebles, aumentarán las posibilidades de compra para inversores, quién procuren resguardar su dinero en bienes, ante la recesión.

Kavak

En el sector automotriz existe un exitoso caso de startup creada por venezolanos.

Se trata de Kavak, fundada por tres venezolanos en 2016, que decidieron emprender desde la Ciudad de México y que cuentan con el respaldo de importantes fondos de capital de riesgo.

Los fundadores Carlos Garcia, Loreanne Garcia y Roger Laughlin, replantean el funcionamiento del mercado de compra y venta de vehículos usados en ese país.

Cada año se comercializan en México entre cuatro y cinco millones de vehículos usados en un mercado con un valor aproximado de 60,000 millones de dólares.

La ventaja de Kavak en ese sentido es que ofrece una plataforma online que permite comprar o vender automóviles desde el móvil y sin salir de casa, una cualidad especialmente ventajosa frente a la pandemia.

Además, no tener agencias ni vendedores, permite ofrecer un mejor precio a los clientes.

Además, los fundadores estiman que la crisis por covid-19 aumentará la venta de carros particulares en tanto que los ciudadanos procuran evitar el transporte público como mecanismo de distanciamiento social.

Goiko

La comida es otro de los mercados qué ha generado mayores emprendimientos en los últimos años, y los migrantes venezolanos han incursionado en él.

A juicio de Private Wall la historia más relevante en esta industria es Goiko, una cadena de hamburguesas gourmet, fundada hace 7 años en Madrid, por el médico venezolano, Andoni Goicochea, y que ha generado oportunidades laborales en España, a cientos de venezolanos, a su llegada al país.

“Hoy en día, Goiko, cuenta con 82 establecimientos, en 34 ciudades, con un ritmo de una apertura cada 15 días. Un dato impresionante es que, en 2018, dieron de comer a 3,8 millones de clientes. Ese mismo año, les llegó el momento de recoger los frutos de su trabajo, ya que el fondo francés, L.Catterton, formalizó la compra de 80% de la cadena en una operación que valora la compañía en 150 millones de euros”, explicó la revista.

Hace un año la cadena abrió su primer restaurante fuera de España al establecerse en París.

Autor: Eduardo Morrison Gomez


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo