Motivación, humildad y pasión, tres palabras que identifican plenamente la labor que la periodista venezolana Carolina Pereira está desempeñando desde hace 5 años en Estados Unidos, donde le ha tocado luchar muy duro para lograr ejercer su oficio y poder ayudar a los demás.

Desde que esta caraqueña llegó como inmigrante a EE UU, para estudiar inglés en una de las principales universidades de Dallas Fort Worth, Texas Christian University, comenzó a desarrollar su rol como referente para la comunidad latina, sobre todo para los venezolanos. Mediante las redes sociales empezó a compartir mensajes inspiradores y se inscribió como voluntaria en caridades católicas, así como en casa Venezuela Dallas, donde apoyan a los migrantes, cifra que ya supera las 10.000 personas.

“En una oportunidad se me acercó un muchacho con lágrimas en los ojos, agradeciéndome, porque él dudó muchas veces si debía quedarse en Estados Unidos, porque tenía trabajos muy complicados y le hacía mucha falta su familia. Me dijo que sacó fuerzas gracias a los mensajes motivadores que publico a diario y se me partió el corazón, porque eso me indicó que sí estaba haciendo las cosas bien. Mis palabras estaban llegando a la comunidad y estaba logrando inspirarlos”, recordó Carolina Pereira.

Desde entonces, el mensaje que esta venezolana da es que emigrar es profundamente complicado y que no todo el mundo está preparado para hacerlo. Se necesita: convicción, estar convencido de que eso es lo que quieres; disposición, para saber adaptarse a las circunstancias; y mucha humildad, porque a los profesionales que han tenido la oportunidad de estudiar y ejercer en su nación, les pega mucho llegar a otros países y tener que aprender otros oficios.

“Creo que la falta de humildad es uno de los grandes defectos. El cáncer del emigrante venezolano particular, por ser tan profesional le pega el ego. Pero una vez que decides emigrar las cosas se pueden lograr. Tienes que esforzarte mucho, rodearte de gente capaz, salir de ese círculo mínimo en el que siempre te encuentras, respetar las leyes. Tienes que adaptarte al sistema del país y en función de eso mostrar toda la experiencia que has obtenido en tu país natal, teniendo el objetivo y el reto de seguir creciendo”, expresó.

Un año después de haber llegado a EE UU y estar estudiando inglés, Carolina Pereira hizo una especialización en Radio, Televisión y Film en Tarrant County College. Pero no fue sino hasta hace un año que empezó a ejercer periodismo.

“Te cuento que cuando llegué a Estados Unidos, pude volver a los medios casi que al cuarto año de estar acá. En esos primero cuatro años fui estudiante, trabajaba en la Universidad y después con el programa de radio. Pero básicamente no estaba en los medios”, contó.

Periodismo sin fronteras

En Venezuela Carolina Pereira tuvo la oportunidad de trabajar en Globovisión, que fue el primer canal informativo 24 horas de Venezuela y Latinoamérica. Su experiencia en este medio la hizo enamorarse mucho más de la carrera, pues ingresó cuando era pasante y poco a poco fue escalando cargos, hasta convertirse en la conductora del programa Primera Página.

“Yo comencé muy jovencita, yo apenas estaba en el tercer semestre de la universidad en el año 2001 cuando empecé a trabajar. En Globovisión asumí diferentes roles: pasante, luego productora, en un año tan complicado como fue el año 2002 con el paro petrolero, y así fui escalando. Logré ser coordinadora, tenía siete personas a mi cargo, producía cuatro noticieros, después fui narradora de noticias y finalmente estuve como conductora del programa Primera Página”, detalló la también docente.

La presión en los medios de comunicación y hacia los periodistas en Venezuela empezó a aumentar, por lo que en 2015, cuando se le presentó la oportunidad de irse a Estados Unidos a estudiar inglés, tomó la decisión y se fue. Dejó de lado a su familia, el ejercicio del periodismo y la pasión de ser docente.

Pereira trabajó como docente de Televisión en la Universidad Católica Santa Rosa, en el antiguo seminario de Caracas, era una escuela de comunicación social para personas con menos recursos a pesar que era una universidad semiprivada. Luego, casi paralelamente, comenzó a trabajar como profesora del curso de locución de la Universidad Central de Venezuela, un logro maravilloso por el prestigio de la Universidad, el Alma Mater de Venezuela.

“En 2015 emigré. Vi la manera de poder ejercer el periodismo haciendo y cursando una carrera relacionada a lo mío pero en inglés y eso hace una diferencia, cuando tú tienes un título en Estados Unidos porque te gradúas de una universidad Americana. Y fue así, yo antes de graduarme ya había comenzado en el programa radial, en una empresa americana online que se llama Fishbowl Radio, y tuve mi primer programa que era Guayoyo Express”, detalló.

Al año de tener su primer programa, que estaba enfocado en la comunidad latina inmigrante en Dallas, recibieron el premio como Mejor Programa Latino. “Fue un programa maravilloso de mucha cercanía con nuestra comunidad, donde teníamos música latina. Teníamos un segmento fijo con un abogado migratorio. Cuando terminé la carrera me contrataron en Estrella TV”.

Actualmente, Carolina Pereira es la cara principal, femenina, del centro de noticias que abarca cuatro mercados: Dallas, Houston, Miami y Denver. Fue la fundadora de Dallas y se ha mantenido por más de un año, lo que ha sido un gran reto.

Asimismo, retomó su pasión por la docencia. Creó un taller de comunicación efectiva y ventas, el cual ha dictado en cinco ciudades de Estados Unidos. De forma paralela, la contrataron como profesora de inglés como segunda lengua en un College en el Metroplex.

“En Venezuela me hubiese gustado fortalecerme aún más frente a las pantallas en Globovisión. Me hubiese encantado por ejemplo tener un programa de entrevistas de personalidad con el mismo título que tengo ahorita en EE UU, De Cerca con Carolina Pereira. Pero todos los días me levanto con mucha pasión por lo que hago. Una de las cosas que me llena de mucha ilusión es ver lo que he logrado en mis años como inmigrante”, expresó.

Saber que puede ser el puente entre lo que ocurre y las personas que ven a diario la información del otro lado de la pantalla es algo que motiva mucho a la venezolana y es por ello que sigue motivando a los latinos desde sus redes para que alcancen sus sueños en cualquier lugar, porque si Carolina Pereira lo pudo lograr, todos pueden hacerlo, con preparación, trabajo duro y ganas de surgir.

“Estoy convencida de que si tú de verdad te organizas, si siempre tratas de mejorar, de aprender, de moverte y rodearte de gente capaz, las cosas se pueden lograr como inmigrante, como yo lo hice”, recalcó.

Periodismo en Pandemia

La pandemia fue un gran reto para Carolina Pereira, se mantenía productiva desde casa durante tres meses, lo que le costó porque se define como una mujer “profundamente activa”.

“Trabajo desde los 18 años de edad, siempre he tenido dos o tres trabajos, entre la docencia y los medios de comunicación. Entender que debía darle una pausa a mi ritmo de vida me costó un poco. Luego entendí que tal vez era una señal de Dios para que viera cosas que no estaba haciendo”, contó la periodista, que recibió su primer reconocimiento en Venezuela con el ex gobernador Henrique Capriles Radonski, el premio Leoncio Martínez.

Durante ese tiempo, cambió la modalidad de los talleres que dictaba mensualmente en diferentes ciudades del país, pues ya no podía darlos de manera presencial.

Para el cierre de año, Carolina Pereira, tiene como reto seguir fortaleciendo su carrera, mantenerse sin covid-19 y seguir expandiéndose. Para 2021 quiere ganarse un Emmy, cómo narradora de noticias, pues para esta venezolana es un orgullo ser el rostro de los hispanos en cuatro mercados de Estados Unidos en una empresa americana como lo es Estrella TV.

El mensaje es claro: “Si yo lo pude lograr, la gente también lo puede lograr”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo