| AFP

Elliott Abrams, representante especial para Venezuela en el Departamento de Estado de Estados Unidos, aseguró este lunes que la compañía rusa Rosneft podría ser objeto sanciones por sus operaciones con petróleo venezolano.

«Sí, eso es posible», dijo Abrams en una rueda de prensa telefónica al contestar a una pregunta realizada por Sputnik sobre Rosneft.

«Es evidente que Rosneft obtiene mucho dinero del comercio con Venezuela, los rusos compran cada vez más petróleo a Venezuela con descuentos considerables y, a cambio, les venden productos derivados del petróleo», expresó.

Afirmó que Estados Unidos ha observado la creciente dependencia de Pdvsa y el régimen de Nicolás Maduro del gobierno ruso y Rosneft en este año. «Cada vez más petróleo venezolano se vende a la compañía Rosneft que, por su parte, lo revende», indicó Abrams.

En opinión del funcionario, «el traslado de la sede de Pdvsa a Moscú se convirtió en un símbolo de los crecientes lazos de Moscú y Caracas».

Sanciones contra Maduro

Abrams aprovechó para hacer referencia a las sanciones impuestas al régimen de Maduro. Aseguró que estas funcionan mejor cuando son multilaterales.

«Hay sanciones canadienses, hay sanciones de la Unión Europea, Brasil impuso hace semanas restricciones de viaje. Pienso que la Unión Europea está a punto de imponer más sanciones en Venezuela, sanciones personales. Pienso que las sanciones de Estados Unidos tendrán un impacto real, o tienen un impacto real».