dólar
Foto Descifrado

El régimen de Nicolás Maduro aumentó este lunes el salario mínimo a 150.000 bolívares y el bono de alimentación a 150.000 bolívares, para un ingreso integral de 300.000 bolívares.

La medida, anunciada por el constituyente Francisco Torrealba en Twitter, fue criticada por varios economistas, expertos y dirigentes opositores al régimen chavista.

El economista Luis Oliveros indicó en la red social que el aumento de 40.000 bolívares a 150.000 corresponde a un ajuste de 362%, lo que representa 15 dólares mensuales, incluidos el bono de alimentación.

José Guerra, diputado a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, dijo en un video que el problema de fondo es que con este aumento salarial los trabajadores continuarán en una situación precaria.

«De nada te sirve ganar 300.000 bolívares si a los días los precios vuelven a aumentar y el salario se convierte en sal y agua», manifestó.

Alfonso Marquina, también diputado, señaló que el régimen deberá emitir dinero inorgánico para pagar las nóminas del sector público y de los jubilados y pensionados.

«El régimen no aprende»

Robert García, secretario general de Copei, lamentó que el régimen de Maduro todavía no comprenda cómo debe combatir la inflación.

«Un régimen que no genera confianza no tiene la capacidad de estabilizar la economía”, afirmó.

Mauro Zambrano, dirigente sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas, enfatizó en que el ajuste salarial es una burla a la clase trabajadora.

Dijo que el aumento actualmente solo representa 15 dólares al mes de acuerdo con la tasa al cambio oficial. «Nos siguen condenando al hambre y la miseria”, fustigó.

Y destacó: «Ninguno de los que están hoy en Miraflores viven con los 300.000 bolívares anunciados».

Jesús Armas, dirigente de Primero Justicia, advirtió que la inflación se disparará y aseguró que la economía continuará deteriorándose.

«Mientras esté Maduro en el poder, será la misma receta; por ende los mismos resultados, pobreza y dificultades para el país”, manifestó.