Las malas políticas gerenciales de la Corporación Eléctrica Nacional impactan las finanzas de la estatal que actualmente solo recauda 10% de la energía que suministra a los usuarios, lo que impide realizar inversiones, planes de mantenimiento y cumplir las obligaciones con los trabajadores, aseguró Ángel Navas, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos.

Luego de la reunión extraordinaria del comité ejecutivo de Fetraelec, Navas advirtió sobre la grave situación del sector que afecta, con numerosas fallas diarias del servicio, a todo el país, especialmente en Zulia y Táchira debido a la falta de mantenimiento en todas las áreas medulares: generación, transmisión, subtransmisión, distribución y cobranzas.

El sindicalista indicó que muchas oficinas de atención al público están cerradas y las interrupciones del servicio se traducen en menos recaudación. Sin embargo, la situación se agravó más con la reconversión monetaria a partir del 20 de agosto, proceso al que todavía la corporación se está adaptando. Insistió en que una empresa eléctrica sana necesita de ingresos propios provenientes de la facturación.

Alexis Rodríguez, directivo de Fetraelec, explicó que las pérdidas técnicas y no técnicas de Corpoelec superan 80% debido al deterioro y la falta de mantenimiento a las instalaciones y redes. Refirió que el parque nacional de plantas de generación térmica opera a 20% de su capacidad porque centrales como Tacoa, en Vargas, están casi paralizadas.

“El abandono del sector eléctrico lleva casi 10 años sin que las autoridades tomen las medidas pertinentes. Los trabajadores hemos presentado muchos planes para recuperar la industria, pero no los han tomado en cuenta. Pareciera que hay un interés oculto de destruir la industria para traspasarla a otro, privatizándola”, manifestó.

La reunión extraordinaria fue para definir las próximas acciones de los trabajadores eléctricos, que exigen al Ministerio del Trabajo la inmediata instalación de la mesa de negociaciones del contrato colectivo 2018-2019 interrumpidas hace cinco semanas.

El presidente de Fetraelec señaló que mientras representantes del gobierno sostienen que las medidas económicas no afectan los contratos colectivos, el sector eléctrico  –como el resto de la administración pública– fue objeto de desmejoras con la implantación del salario mínimo de 1.800 bolívares soberanos mensuales a partir del 1º de septiembre.

Rodríguez resaltó que Corpoelec eliminó la prima por hijo y la de profesionalización fue rebajada de 60% a 30%. Asimismo, el diferencial en el tabulador de salarios que inicia con el salario mínimo fue reducido de 10% a 4%.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo