Los venezolanos han encontrado en los viajes a Colombia una opción rentable para la compra de ciertos rubros. Alimentos, productos de aseo personal, golosinas, medicinas y repuestos de vehículos es la mercancía más buscada en Cúcuta por sus bajos precios.

Desde Caracas, Guarenas, Guatire, Araira, Los Teques y otras zonas aledañas salen viajes semanales a San Antonio del Táchira. Los pasajeros cruzan allí el Puente Internacional Simón Bolívar y hacen sus compras. Luego regresan al mismo vehículo y emprenden el retorno. El proceso dura casi tres días.

Los transportistas usan unidades de 32 puestos, aunque solo permiten viajar a un máximo de 25 personas con el fin de que sobre espacio para el equipaje.

El costo del pasaje ida y vuelta varía entre los 25 y los 30 dólares.

Pedro González, conductor de una de esas unidades de transporte, indicó que al principio comenzó con los viajes como prueba. Con el tiempo le resultó rentable y otros transportistas se le unieron.

Relató que la mayoría de los pasajeros son dueños de comercios de alimentos o minisupermercados.

“Viajan muchas personas dueñas de negocios, especialmente de bodegas de zonas rurales. Dicen que es más barato comprar productos colombianos que venezolanos, y que son de mejor calidad”, indicó.

Qué comprar 

“Es un viaje agotador, pero vale la pena”, aseguró la enfermera Yeibis Rivas, que emprende el complicado viaje de 13 horas cada 2 semanas. 

Los productos que adquiere por encargo son para revender. Las ganancias representan un ingreso adicional que la ayudan a mantener a  la familia.

“Suelo comprar jabón en polvo, jabón de panela, papel toilette, perfumes, refrescos, chucherías, medicinas para la tensión, para la diabetes, para controlar la fiebre y antibióticos”, dijo. 

Los medicamentos son de los más buscados. Mientras que en Venezuela la escasez de medicamentos superó 65% en junio, según la asociación civil Convite, en Colombia se encuentran fácilmente y a precios moderados.

Pastillas contra la hipertensión por las que en Venezuela se paga entre 5 y 10 dólares, en Cúcuta se consiguen por un máximo de 3 dólares. El Eutirox, para tratar trastornos de la tiroides, pasa de 6 dólares en el país, y en Colombia cuesta poco más de 2 dólares.

“La insulina es una de las cosas que más piden las personas. En Venezuela no se consigue y cuando la encuentras puede salir hasta en 20 dólares un tratamiento para 15 días, mientras que en Colombia con los mismos 20 dólares compras para más de 2 meses”, indicó Rivas.

Los repuestos para vehículos también son muy solicitados. Desde cauchos hasta piezas de motor, las autopartes en Colombia cuestan menos de la mitad que en Venezuela.

Diego Méndez, dueño de una unidad de transporte público que cubre la ruta Caracas-Guarenas, compró en Cúcuta todo lo que necesitaba para armar el motor de su autobús. “En Caracas pedí un presupuesto y todo lo que necesitaba salía por unos 600 dólares. En Cúcuta gasté 300 dólares, incluido el costo del pasaje y la comida”, afirmó.

Los usuarios destacaron que mientras los precios en Cúcuta se mantengan estables, esta resulta una opción muy viable para los venezolanos.