La tecnología ha traído muchos beneficios al mundo del trading, haciendo posible que cualquier persona con Internet pueda comenzar en este negocio desde su casa. Sin embargo, también hay quien se ha aprovechado de esta democratización y la ha utilizado para hacer negocios que, si bien no están regulados como ilegales, no son éticos.

El trading consiste en la compraventa de activos (acciones, divisas y cualquier otro instrumento), que generan ganancias o pérdidas -dependiendo del comportamiento de mercado-. Y ese mercado financiero es electrónico y está regulado. Su objetivo es obtener un beneficio económico.

“El mundo trading es el comercio del mercado financiero. Puedes entrar mediante una plataforma u otra persona que esté especializada. Se basa en la inversión de cualquier tipo de instrumento que ese mercado tenga a disposición”. Así lo explica Eduardo Gavotti, financiero y especialista en trading.

Muchas personas vinculadas al entretenimiento se han iniciado en este mundo. Pero hay denuncias de gente que no recibe beneficios y, en consecuencia, pierde su dinero. Ante esto, Gavotti sostiene que una manera de identificar un negocio transparente es sabiendo que el mercado financiero no funciona de forma piramidal.

El método de pirámide consiste en que los participantes tienen que recomendar y captar (referir) a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los primeros. Se requiere que el número de participantes nuevos sea mayor que el de los existentes para recibir una ganancia; por ello se le da el nombre de pirámide. Estas pirámides, durante años, han sido denunciadas como estafas. Y se conocen por muchos otros nombres, como esquema multinivel, nubes, fractales, flores o círculos de la plata.

“No debería existir algo piramidal si se habla de trading. Es decir, cuando algo se vuelve piramidal es porque no existe detrás una sustancia. De hecho, en estos esquemas simplemente haces crecer el capital que estás captando de los inversionistas con el dinero de otros inversionistas”.

También muchos artistas se han dedicado a la promoción de institutos que supuestamente forman “traders”. Sin embargo, no hay universidades o escuelas que cuenten con las credenciales de alguna institución o gobierno para educar en el mundo trading. Para Gavotti,  90% de estas empresas se dedican a hacer negocios con los alumnos y no a formarlos profesionalmente.

“Estas academias son, básicamente, un vehículo de venta y de marketing para cobrar comisiones que los bróker están dispuestos a pagar. Los bróker generan ganancias de dos formas: cobrando comisiones por cada operación o si él estima que lo que estás comprando va a caer de precio, no concreta la operación. Como una casa de apuesta se pone en el medio, te recibe la orden, pero tú estás jugando contra el bróker porque él estima –con una probabilidad muy alta– de que vas a perder y esa es su ganancia”.

Gavotti lamenta que muchas personas terminen ingresando a estos institutos confiando en que tienen una buena referencia. Recientemente, los actores Juan Carlos García y Daniel Elbitar han tenido que emitir comunicados y notas de prensa tras las acusaciones de que están promoviendo empresas que estafan a sus clientes.

“En el tema de los artistas es gracioso porque ellos siempre colocan como referencia  a Business for home y dicen que su academia está de primera en esa revista. Cuando investigas te das cuenta de que esa revista cobra para incluir a esas empresas en su ranking. Todos los institutos que están en esa lista son similares a IM Master Academy. Y es una desgracia porque en Venezuela cuesta mucho ganarse 100 dólares”, señala Gavotti.

Los actores venezolanos se defendieron en una conferencia de Zoom ante las acusaciones  en su contra. Dijeron que ellos no reciben dinero de las personas que forman parte de sus equipos de trabajo.

“Yo no estoy estafando a nadie. Tú pagas 199 dólares a una academia financiera (IM Master Academy) para aprender a hacer Trading, compra y venta de activos financieros. Con el valor agregado que los profesores son traders profesionales que están en las sesiones en vivo, te van guiando a la hora de comprar y vender para tú generar ganancias. Esa es una de las maneras como la gente hace dinero”, señaló Elbitar.

Pero, detrás de las estafas hay un mercado financiero y de trading que es transparente. A pesar de que requiere de una mayor formación, hay quienes de manera profesional ayudan a los que quieren entrar al mercado de una manera correcta.

“Hay quienes lo hacen  de manera profesional y quienes lo hacen de forma amateur. A este último no se le puede llamar profesional porque aunque esté haciendo la misma actividad, no tienen el mismo nivel, preparación ni talento”.

En el mercado financiero real nada es piramidal. Los esfuerzos de los que participan en él se centran en hacer la inversión correcta en el momento indicado. Esto asumiendo los riesgos que puedan existir. La realidad es que la formación es para saber en qué y cómo invertir. No hay fórmulas secretas para ganar miles de dólares con solo 100 dólares. Ni siquiera invitando a otras personas.

“Si estás entrando en un esquema en el que te piden que traigas a más personas y te dicen que el objetivo no es sacarle provecho a tu inversión, sino generar una comunidad, eso ya no es trading. Y es probable que a alguien con muchos seguidores en redes sociales le vaya muy bien porque le van a pagar por cada persona que entre, pero tiene que estar segura de dos cosas: a la persona a la que le estás trayendo esos clientes va a ganar más que tú y hay una persona por encima de esa va a ganar más. Y luego entender que es un ciclo de una sola vez. Es decir, solo vas a ganar a medida que vaya entrando gente y ya por ahí no tiene nada que ver con tu objetivo inicial que era hacer valer tu dinero”.

“Hay quienes dicen que no es piramidal porque están dando un servicio o porque están recibiendo educación. Y eso no tiene nada que ver con lo que recibes sino con lo que el cliente está pagando y cómo los que están invitando a estos clientes están siendo remunerados. Esos son esquemas de mercadeo que no tienen nada que ver con lo trading porque el trading es el cómo de acuerdo al comportamiento del mercado vas tomando decisiones de inversión”, añadió Gavotti.

Por eso la recomendación del especialista es que las personas busquen un buen asesor financiero. Indica que hay reguladores mundiales con los que se puede corroborar la formación y las credenciales de las personas que se han formado verdaderamente.

“La forma más fácil de encontrar un buen asesor es que hay reguladores en el mundo que tienen un registro público de todas estas empresas y personas. Ellos pueden ofrecer servicios alrededor del mundo. En estos reguladores financieros colocas el nombre de la persona y vas a saber la certificación que tiene en este tema”.

Entiende que la crisis de Venezuela dificulta que las personas puedan realizar inversiones. Sin embargo, asegura que los venezolanos pueden participar y sacar provecho siempre y cuando lo hagan con un buen asesor y de manera transparente.

“Un venezolano que tenga su dinero en dólares puede participar en el mercado financiero y encontrar rentabilidad si lo hace de manera correcta. Y hay muchas empresas financieras serias que están dispuestas a ayudar a los venezolanos”, concluye.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo