Los extranjeros representan 10% de la masa laboral asalariada, según un informe del Ministerio del Trabajo con datos a junio de 2019.

EL personal trabaja principalmente en el norte y, aunque tiene más educación formal que los chilenos, gana 22% menos.

El documento del Ministerio del Trabajo muestra que a junio del año pasado hay 482.599 trabajadores asalariados, que no nacieron en Chile, con contrato en el sector privado.

Esto significa que 10,3% de los 4.223.160 trabajadores con contrato en Chile son migrantes, versus 3,7% que representaba a enero de 2016.

De los 165.669 nuevos puestos de trabajo asalariados a junio del año pasado, 80,4% están ocupados por migrantes.

Subsecretario del Trabajo: “Es importante acogerlos”

“Chile es un país construido por inmigrantes, por lo que resulta muy importante acogerlos y darles oportunidades”, señaló Fernando Arab, subsecretario del Trabajo.

En tanto Juan Pablo Ramaciotti, director de Incidencia y Estudios del Servicio Jesuita a Migrantes, señaló: “Fue positivo para quienes no tenían visa y eso ayuda a formalizar el empleo, pero lo importante es que no tengamos que repetir cada 10 años estos procesos”.

Ramaciotti señaló a El Mercurio, en relación con el proceso de regularización extraordinaria.

Según el informe esta política tuvo un efecto concreto: La tasa de empleos de migrantes subió 58,6% a diciembre de 2018, mientras que a junio de 2019 llegó a 38,1%.

Aún así, 8 de cada 10 nuevos empleos están ocupados por extranjeros.

“El hecho de que 80% de nuevas plazas de empleo asalariado privado en 2019 está ocupado por inmigrantes, no debe interpretarse como que la migración está ‘quitando’ empleos a los chilenos, puesto que la migración ha agregado empleo adicional al mercado del trabajo”.