| Archivo

Las acciones de la compañía estatal rusa Rosneft se desplomaron este martes luego de que se diera a conocer la sanción impuesta por Estados Unidos contra Rosneft Trading S. A., el ala de negociación y transporte internacional de la petrolera.

Antes de que se conociera la medida administrativa del Departamento del Tesoro, Rosneft estaba cotizando en 77,6 billones de dólares. Sin embargo, su valor descendió 4,5%, que representan más de 3.492 millones de dólares.

«La dictadura le costó a Rosneft 3.500 millones de dólares en dos horas», dijo el diputado Carlos Paparoni.

Rosneft

Funcionarios del gobierno de Estados Unidos y el presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó, habían anunciado acciones contra Rusia para procurar que retire su apoyo al régimen de Nicolás Maduro.

Este martes, el Departamento del Tesoro informó de las sanciones contra el ala de transporte de la petrolera rusa, así como contra Didier Casimiro, su presidente.

Las vinculaciones con el régimen de Nicolás Maduro y fungir como salvaguarda ha permitido evadir las sanciones contra Pdvsa.

«Rosneft Trading S.A. y su presidente negociaron la venta y el transporte de petróleo venezolano en África Occidental», dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro.

Privatizar Pdvsa

Rosneft es el principal aliado político y socio comercial del régimen.  La compañía rusa figura como accionista en varios complejos petroleros venezolanos

Tiene participación de 40% en Petromonagas, 32% en Petromiranda, 40% en Petroperijá, 26,6% en Boquerón, 40% en Petrovictoria y más de 30% en Junín 6.

Bloomberg informó en enero que ante el colapso político y económico en Venezuela, Maduro pretendía privatizar Pdvsa.

Se indicó que representantes del régimen se reunieron con firmas multinacionales en busca de tratos que suponen ceder el control de la petrolera venezolana.

Entre esas compañías figura en primer término Rosneft. También hubo supuestas conversaciones con Repsol, de España y Eni SpA, de Italia.

Advertencia

Estados Unidos advirtió que las medidas administrativas de este 18 de febrero implican que también serán sancionadas todas aquellas compañía que mantengan relaciones con Rosneft Trading S. A.

Elliot Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, indicóó que la decisión forma parte de una estrategia, por lo que se anunciarán otras medidas de presión contra Maduro.