Varias carnicerías de los mercados municipales de San Cristóbal no laboraron desde este domingo en rechazo al nuevo ajuste de precios de la carne, anunciado por el presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela.

Algunos trabajadores aseguraron que algunos de  los locales no estaban prestando servicios por inconvenientes con el traslado del ganado.

De acuerdo con La Nación, los carniceros del sector Santa Teresa argumentaron que vender la carne a 41.000 bolívares genera “grandes pérdidas” a los comercios.

“Si quieren que regulemos la carne a 41.000 bolívares, entonces que nos vendan el ganado, más o menos, a 26 .000 bolívares”, dijo uno de los trabajadores.

Con información de La Nación

Loading...