Una familia de 5 miembros necesitó en abril 1.924.265,02 bolívares para comprar la canasta alimentaria, de acuerdo con las cifras que publica el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros.

En el despacho que acostumbran a hacer todos los meses, la organización explicó que de abril de 2018 al mismo mes de 2019, se han incrementado los precios en 191.992,3%. Estos números quieren decir que se necesitan 48,10 salarios mínimos de 40.000 bolívares para hacerle frente a estos gastos. Diariamente tendrían que gastar 64.142,16 bolívares para alimentarse.

“Todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio: frutas y hortalizas, 33,5%; carnes y sus preparados, 32,2%; cereales y productos derivados, 28,8%; leche, quesos y huevos, 21,6%; café, 18,0%; granos, 17,8%; salsa y mayonesa, 15,4%; pescados y mariscos, 14,3%; grasas y aceites, 12,3%; raíces, tubérculos y otros, 10,9% y azúcar y sal, 10,2%”, explica el Cendas.

Este aumento de los precios no significa que haya disponibilidad de alimentos en los anaqueles de los supermercados y abastos, pues registran escasez de 21 productos: leche en polvo, mortadela, atún enlatado, sardinas enlatadas, margarina, avena, azúcar, aceite de maíz, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, pastas alimenticias, salsa de tomate, harina de maíz, café, huevos de gallina, mayonesa, pan, queso amarillo. Esto representa 35% de lo que contiene la canasta básica.

También contabilizaron que faltan en el mercado muchos productos de aseo personal, además de medicamentos como acetaminofén, losartán potásico, amlodipina, aspirina, omeprazol, lansoprazol, Dilantin, Di-Eudrin, Glibenclamida, Glidan, Biofit; anticonceptivos Belara y Trental, Tamsulon, Zyloric, Tamsulosina, Heprox, Secotex, Urimax, clopidogrel y antialérgicos, entre otros, e inyectadoras.  En total, escasean al menos 55 productos en este registro.