El petróleo es el centro de la economía venezolana debido a que representa 95% de los ingresos de exportación del país. Los precios mundiales del petróleo subieron a más de 80 dólares por barril durante el mes pasado. 

A pesar de la importancia de este recurso, los disturbios civiles y el colapso económico en Venezuela provocaron que la producción cayera 37%, reseñó Bloomberg. 

La producción venezolana se dirige hacia un millon de barriles por día, el nivel mas bajo en siete decadas, mientras que la calidad de vida en el país se ve desmejorada, lo que llevó a más de 1.5 millones de venezolanos a irse del país en los últimos 4 años.

La situación empeoró en agosto del año 2017, cuando Donald Trump, presidente de Estados Unidos, colocó sanciones financieras en contra de funcionarios venezolanos y la estatal petrolera.

Esto generó que los bancos estadounidenses fueran más cuidadosos al momento de aprobar un crédito a las refinerías para comprar crudo venezolano, por temor a la prohibición de las importaciones. Además, las empresas internacionales en el país disminuyen las inversiones por la preocupación de violar las sanciones.

Con información de Bloomberg